Menú Portada
Según la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad

El Grupo Radio Televisión Valenciana estaba en 2006 en situación de disolución

Noviembre 27, 2008

La situación se arrastraba de ejercicios anteriores

“El patrimonio neto de ambas sociedades ha descendido por debajo de la mitad del capital social”, afirma el órgano auditor

En aquel año, los fondos propios presentaban un valor negativo de 738.795.354 euros


Las televisiones autonómicas, sin excepción, se han convertido en un pozo sin fondo para los presupuestos públicos. Desde estas mismas páginas hemos informado exhaustivamente de las cuentas, entre otras, de la Radio Televisión de Andalucía y sus sociedades. Extraconfidencial.com ha tenido acceso al Informe de Auditoria de la Sindicatura de Cuentas del balance económico de Radio Televisión Valenciana correspondiente al ejercicio económico de 2006.
Según consta en el mencionado documento, los fondos propios del Grupo RTVV al cierre del ejercicio 2006 presentaban un valor negativo de 738.795.354 euros. El Ente Público, cuyo director general es Pedro García, está integrado por dos sociedades: Televisión Autonómica Valenciana S.A. (Canal 9, Punto 2 y Televisión Valenciana Internacional) y Radio Autonomía Valenciana (Radio Nou, Sí Radio y Radio Radio Nou Música).
Pues bien, siempre según la Sindicatura de Cuentas, “debido a las pérdidas acumuladas en TVV y en RAV y a la insuficiencia de las aportaciones de fondos de la Generalidad, las citadas mercantiles se encuentran en uno de los supuestos de disolución previstos en el artículo 260 de la Ley de Sociedades Anónimas, al igual que en ejercicios anteriores, dado que el patrimonio neto de ambas sociedades ha descendido por debajo de la mitad del capital social”.
En este sentido, la Sindicatura de Cuentas de la propia Generalidad advierte que los administradores únicos de dichas sociedades deberían adoptar las medidas previstas en la citada Ley al objeto de reequilibrar su situación patrimonial en los plazos legalmente previstos. “En consecuencia, se asegura, en tanto en cuanto no se adopten las medidas pertinentes que permitan una estructura de gastos más ajustada al nivel de ingresos reales y el Grupo RTVV no genere excedentes económicos que permitan su autofinanciación, el proceso de descapitalización continuado exigirá de crecientes aportaciones financieras de la Generalitat y de capitales ajenos para la continuidad de su actividad”.
La deuda del Grupo valenciano en este año asciende ya a 1.400 millones de euros. Por algo la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, asegura que cuando el Gobierno central, es decir, José Luis Rodríguez Zapatero, se lo permita, privatizará Telemadrid.