Menú Portada
Inicia su singladura con una sospechosa concesión de un Hotel Casino en Montevideo (Uruguay), en colaboración con Sofitel

El Grupo español Codere se introduce de forma polémica en el sector hotelero

Diciembre 9, 2009

El Tribunal de Cuentas uruguayo considera que la empresa española "no cuenta con antecedentes propios de gestión hotelera"

Según este organismo, el Grupo Codere carece de solvencia económica para hacer frente a una inversión de 63 millones de dólares


El grupo Codere, liderado por José Antonio Martínez Sampedro, remodelará y gestionará el emblemático Hotel Casino Carrasco, sito en una de las principales avenidas de Montevideo (Uruguay), en colaboración con la cadena hotelera de lujo francesa Sofitel, del grupo Accor.

La concesión ha levantado grandes críticas en el país sudamericano por la solvencia puesta en entredicho del grupo español, quien ha presentado ante la Intendencia de Montevideo su capacidad financiera y las fuentes de financiamiento. Para ello, el grupo Codere presentó los balances de accionistas directos e indirectos de empresas como Complejos Turísticos Huatulco S.A., Codere México S.A., Codere S.A., Codere América SL y Codere Internacional.

Inversión de 63 millones de dólares bajo sospecha

Hace unos días, los servicios jurídicos y de auditoría del Tribunal de Cuentas aconsejaron a este organismo que observara la licitación “porque el grupo Codere carecía de solvencia económica para hacer frente a una inversión de 63 millones de dólares y por haber presentado una oferta hotelera de un operador de ese rubro (Accor), condicionada a si ganaba la licitación convocada por la IMM”.

Los servicios del Tribunal de Cuentas uruguayo consideran que Codere “no cuenta con antecedentes propios de gestión hotelera”. Además, los servicios técnicos del Tribunal de Cuentas concluyeron que la propuesta del Grupo Codere “no respeta” las áreas de hotel exigidas por el pliego de condiciones de la Intendencia”.

En su puja, el grupo español ganó el hotel Carrasco desplazando al grupo argentino Liberman, quien pedirá la suspensión del proceso. Se da la circunstancia que Codere y Liberman son socios del negocio de juegos en el Hipódromo de Maroñas.

Todo un lujo de millones

Las obras de reconstrucción podrían comenzar en la primavera de 2010 y llevarán unos 20 meses. La inversión fue estimada en 60 millones de dólares. El consorcio que tiene la adjudicación se denomina Carrasco Nobile y está liderado por el grupo español Codere e integrado también por otros inversores internacionales: Global Partners y AGG, así como el operador hotelero Accor, cuya marca de lujo es Sofitel, que ahora quedará como marca del complejo turístico, ya que se llamará Sofitel Montevideo Casino Carrasco.

El reformado hotel tendrá 116 habitaciones, casino con áreas VIP, restaurante para 102 comensales, centro de negocios, vinoteca, tiendas de regalos, salas de eventos (Oval, para 250 personas, y Circular, para 200 personas), gimnasio, piscinas, solarium, jacuzzi, hidromasaje, spa y estacionamiento subterráneo para 197 vehículos.

Juan Luis Galiacho