Menú Portada
En 1990, dio el salto internacional y se instaló en diversos países de Hispanoamérica

El Grupo Codere denunciado en Argentina por presunto lavado de dinero negro

Abril 5, 2010

Se le acusa de sacar ilegalmente de Argentina, al menos, 1,5 millones de dólares y 290.000 euros

Entre las empresas investigadas por la Fiscalía argentina se encuentra la empresa inmobiliaria San Jaime S.A., vinculada a este Grupo del juego


El grupo español Codere está denunciado en Argentina ante el Banco Central de la Republica Argentina (BCRA), por girar divisas al exterior. Presuntamente, se podría tratar de un lavado de dinero y evasión impositiva. Este Grupo del juego fue fundado en 1980 por los hermanos Franco, propietarios del Grupo Recreativos Franco, y por la familia Martínez Sampedro. En 1990, dio el salto internacional y se instaló en Argentina, México, Venezuela, República Dominicana, Chile e Italia. Es uno de los grupos del juego con mayor presencia en la provincia de Buenos Aires, con un total de 14 salas en funcionamiento y más de 4.500 tragamonedas.

Entre las empresas investigadas por la Fiscalía de Delitos Complejos de la Plata se encuentra la sociedad inmobiliaria vinculada al grupo San Jaime S.A., a la que las autoridades argentinas le atribuyen el hecho de sacar ilegalmente del país, al menos, la cantidad de 1,5 millones de dólares, a la que hay que añadir la cantidad de 290.000 euros. Se utilizó para ello, según la investigación fiscal, las casas de cambio Eves S.A. y Alhec Tours S.A.

De escándalo en escándalo

No es la primera vez que este Grupo español se ha visto involucrado en diferentes escándalos. Por ejemplo, en 2004, el líder del Grupo Royal, Carlos Vázquez Loureda, denunció penalmente a directivos del Grupo Codere por haber realizado una serie de maniobras delictivas. Según este directivo, Codere se infiltró, a través de un acuerdo engañoso, en el Grupo Royal y desde ahí comenzaron a “sabotearlo internamente” para obtener ventajas económicas. Luego, Codere terminó comprando el Grupo Royal.

Históricamente, Codere Argentina se ha vinculado siempre a su empresa matriz en España, al menos durante la gestión de Héctor Omar Luna, un experimentado hombre del oscuro mundo del juego bonaerense. Luna dejó el mando de la compañía en diciembre del 2006, cuando lo reemplazó el español Carlos Villaseca, que hasta entonces desempeñaba el cargo de gerente general de la empresa. Villaseca siempre mantuvo una relación especial con el jefe de Codere América, Vicente Gabriel di Loreto. Precisamente, Di Loreto ocupó importantes cargos directivos en el grupo editorial. Tras su salida de Codere, Héctor Luna dejó la compañía en diciembre de 2006 y pasó a dedicarse a una Fundación que se encarga de trabajar con testigos protegidos.

Entre los cargos imputados por la Justicia argentina se encuentran los directivos españoles del juego, José y Luis Javier Martínez Sampedro.

Juan Luis Galiacho