Menú Portada

El gran pelotazo de Secuoya, la productora afín a MAR y a Sáenz de Buruaga, con las administraciones del Partido Popular: más de 30,5 millones en contratos de producción de programas

Febrero 12, 2016
berdones-secuoya

El Partido Popular se quejaba, y con razón, en la primera Legislatura del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que Mediapro –Jaume Roures-, se llevase contratos en RTVE mientras lanzaba su propio Canal que competía con la pública, La Sexta. Recientemente, periodistas como Federico Jiménez Losantos han apuntado que Secuoya fue agraciado con un canal de TDT gracias a la mediación de Soraya Sáenz de Santamaría. También la productora quedó marcada como afín al partido por el fichaje, en 2011, de Miguel Ángel Rodríguez (MAR), ex secretario de Estado de Comunicación en la primera legislatura de José María Aznar.

En febrero de 2014, MAR salía del consejo de administración de la productora, según algunos medios, porque hubo un momento en que Miguel Ángel Rodríguez daba al grupo un posicionamiento ideológico que necesitaba en la etapa en la que se barruntaba que el PP iba a privatizar televisiones autonómicas. Pero esta fase ya ha pasado.

Recordemos que Secuoya accedió a la gestión de la televisión murciana, donde colocó como director general a Alejandro Samanes, fundador de un canal como 13 TV, ideológicamente afín a Génova, y, como director de Informativos, a Antonio Peñarrubia, ex asesor del Gobierno del PP madrileño.

También a Secuoya se le adjudicaron los Servicios Informativos de la autonómica balear con el Gobierno del PP, y puso en pie en TVE el polémico Así de claro, presentado por otro hombre señalado por su afinidad al mismo partido, Ernesto Sáenz de Buruaga. Recordemos que el comunicador burgalés es accionista de New Atlantis, compañía fundada por el ex director de TVE en tiempos de AznarJorge Sánchez Gallo, controlada por Secuoya desde abril de 2012 tras un canje de acciones entre ambas empresas.

Grandes noticias para Secuoya por parte de organismos públicos controlados por el PP en 2015

Pero ahora las suspicacias se han levantado en la Corporación pública después que RTVE, presidida por José Antonio Sánchez, haya dado luz verde a una segunda temporada de la serie Víctor Ros, que promedió un ridículo 11,6% de share en su primera tanda de episodios. Con estas cifras sobre el tapete, todos daban por muerta a la serie, ya que TVE ha cancelado otras ficciones con audiencias superiores.

¿Por qué renueva RTVE a Víctor Ros? Algunas voces señalan que en la renovación ha tenido que ver el nombre de su productora: el Grupo Secuoya, señalado por varios medios como afín al Partido Popular. Recordemos que Raúl Berdonés, propietario de la productora, prepara un nuevo Canal de televisión tras ganar el concurso del Gobierno, y a la vez facturará casi cuatro millones de euros de dinero público por los nuevos capítulos. ¿Financia el PP un canal afín con el dinero de todos?

No lo sabemos, pero está claro que Secuoya ha recibido dos premios en los primeros días de 2016 por parte de dos organismos dependientes del partido conservador: la serie de TVE, por la que Berdonés facturará 3,8 millones de euros, y un contrato en el que se han adjudicado por dos años la producción audiovisual de la Junta de Castilla y León, presidida por Juan Vicente Herrera, también gobernada por el PP, por la que Secuoya, que gestiona la tele autonómica murciana, recibirá más de un millón de euros.

A esto hay que añadir el estreno de Cuestión de tiempo, producido también por Secuoya, que este lunes llegó a TVE de la mano de Patricia Gaztañaga. El citado programa de sorpresas se estrenó con un lamentable 4,8% de share, pero cabe recordar que la cadena pública renovó espacios vespertinos como Esto es vida o Centro médico con unas cifras similares.

Jorge Higueras