Menú Portada
Tras la primera licitación a este respecto, ocho meses atrás, de exactamente el mismo importe

El Gobierno vuelve a gastar 110.000 euros en traducir al inglés, francés y alemán contenidos de la página web de Moncloa

Mayo 21, 2013

La crisis no ha conseguido rebajar ni un céntimo el importe destinado por la Subdirección General de Gestión Económica del Estado

pq_931_rajoy_moncloa.jpg

Al Gobierno de Mariano Rajoy se le echan encima los errores del pasado, y no hablamos de esa herencia del gobierno socialista tan repetida en las reuniones plenarias, sino de los contratos que una vez sacados a licitación en el pasado ejercicio vuelven al Boletín Oficial del Estado con las mismas características y el mismo importe, sin ahorrar un céntimo. En un panorama abrumador de flaqueza, el gobierno parece no apropiarse de un lema tan reiterado como el de “hacer más con menos”. En septiembre de 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy destinaba 110.745 euros el próximo año a traducir los contenidos de la página web de la Moncloa, según figuraba en la licitación del contrato del Ministerio de la Presidencia publicada en el Boletín Oficial del Estado. 

Ahora, ocho meses más tarde, la Subdirección General de Gestión Económica del Estado destina exactamente la misma cantidad para el “servicio de asistencia técnica y consultoría para la traducción al inglés de contenidos de la página web de la Moncloa y la traducción directa e inversa en inglés, francés y alemán de documentación relevante de la Secretaría de Estado de Comunicación”. Una escrupulosa coincidencia de 110.745,76 euros que la Moncloa saca a licitación para traducir los contenidos de la página web del Estado Español. Ni un euro más, ni un euro menos. La misma cantidad en un año plagado de recortes, austeridad y recesión.

Unas reducciones que vienen ordenadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, sin hacer excepciones de ningún tipo y juzgando a todos los sectores de la sociedad española por el mismo rasero, obligando a unos y a otros a realizar ingentes esfuerzos para derrotar a ese gran monstruo llamado crisis. La equidad de Rajoy se queda corta, sin embargo, a la hora de alcanzar a los convenios y contratos licitados de motu propio. Otra clase maestra por parte de los gestores de este país de cómo se debe predicar con el ejemplo, cómo los españoles debemos apretarnos el cinturón o cómo todos tenemos que arrimar el hombro; similar a aquel regio aforismo que decía aquello de “la justicia es igual para todos”. La Moncloa queda exenta, una vez más, de los recortes practicados al total de la población.

Jesús Prieto

jesusprieto@extraconfidencial.com