Menú Portada
Las Cuentas de la Seguridad Social (I)
Desinvirtió por primera vez 8.304 millones en deuda, toda de otros países europeos

El Gobierno utilizó 16.574 millones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para sostener la Deuda Pública Española en 2009

Marzo 3, 2011

El pasado ejercicio cerró sus cuentas con un déficit del 0,24% del PIB frente al superávit del 0,2% previsto

En ese ejercicio las dotaciones al fondo de reserva llegaron a los 50.720 millones aunque no se realizó ninguna nueva aportación

El Ministerio de Trabajo tiene previsto crear un fondo similar para el empleo pero que sólo invierta en Deuda Española


El pasado martes, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, evaluó  la situación financiera de las distintas administraciones incluyendo las Comunidades Autónomas. Así en estas, Madrid destacó como las más saneada con un déficit de tan sólo 0,69% frente a Castilla-La Mancha que fue la peor con 6,74%.

Pero en las sorpresas más desagradables de las cuentas públicas estaba la Seguridad Social, que entró en déficit por primera vez en muchos años al registrar unos números rojos equivalentes al 0,24% del PIB cuando el Gobierno había previsto que cerraría el año con un superávit del 0,2%. Todo ello lleva a que de nuevo con cargo a los resultados de 2010 no se realizará ninguna aportación al Fondo de Reserva y que aunque el sistema de pensiones sigue con resultados positivos (desempleo y FOGASA se lleva la peor parte), de seguir esta tendencia podemos ver como se tiene que usar parte del fondo para futuros pagos.

Estos datos son aún más llamativos si tenemos en cuenta el nuevo proyecto de Celestino Corbacho, crear también un Fondo de Reserva, para el empleo. Así en el Real Decreto Ley de Medidas Urgentes se determina la creación de este, utilizando varias vías de financiación. En primer lugar, el 10% de los créditos ni comprometidos ni consumidos en la promoción de la ocupación, tanto por el Gobierno central como por las comunidades autónomas y por otro los excedentes respecto a lo presupuestado inicialmente que, al final del ejercicio, pueda tener el Gobierno por el 0,7% de las cuotas de formación profesional que pagan en la nómina los trabajadores y las empresas.

¿Es posible crear este fondo en esta situación? Aunque quizá la pregunta debería ser otra, ¿Qué hará el Gobierno con este dinero todos los años? El Real Decreto Ley es claro, el Fondo se invertirá en títulos emitidos por “personas jurídicas públicas”. Es decir, tanto por el Gobierno central, como las comunidades autónomas, convirtiéndose con independencia de su fin único en una herramienta para sostener nuevas emisiones de deuda con el dinero que sale de nuestras nóminas.

Usar las aportaciones de todos para sostener nuestra Deuda Pública

 

Y es que, lo que debería ser secundario, en que se invierte el dinero para que el fondo obtenga una fuente de recursos adicionales (Los rendimientos de cualquier naturaleza que genere la cuenta del Fondo de Reserva y los activos financieros en que se hayan materializado las dotaciones se integrarán automáticamente al fondo), se está convirtiendo en principal, si tenemos en cuenta los enormes problemas de deuda pública por los que lleva atravesando España especialmente en los dos últimos ejercicios.

Así, el Decreto 1978/2008, de 28 de noviembre, en concreto, su artículo 4, permite adoptar decisiones de gestión con un procedimiento más ágil y eficaz, en base a criterios de seguridad, rentabilidad y diversificación, en el artículo 3.1 de la citada ley establece que: “Las dotaciones efectivas y materializaciones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, siempre que las posibilidades económicas y la situación financiera del sistema lo permitan, serán acordadas, al menos una vez en cada ejercicio económico, por el Consejo de Ministros, a propuesta conjunta de los Ministros de Trabajo y Asuntos Sociales, de Hacienda y de Economía”.

Así, en 2009, las dotaciones al Fondo de Reserva aprobadas por Consejo de Ministros desde la primera dotación hasta el 31 de diciembre de 2009 ascendieron a 50.372.915.657,54 euros aunque la situación financiera llevó a que en el ejercicio 2009 no realizarán dotaciones al Fondo de Reserva.

Eso sí, se cambió la política de inversión, y es que durante el ejercicio 2009 se adquirieron activos financieros públicos por un importe total de 16.570.712.098,20 euros todos ellos activos financieros públicos cartera nacional y por primera vez se enajenaron activos financieros públicos de la cartera eurozona por un importe total de 8.304.942.457,43 euros. Es decir mientras que todas las altas se realizaban comprando deuda española, por primera vez se realizaron ventas de otros países con primas de riesgo menores para comprar y cubrir subastas españolas.

La Seguridad Social, con el dinero de todos, prima razones políticas a las económicas ¿Qué importa más la rentabilidad o el riesgo? Desde luego invirtiendo sólo en deuda española incumple diversificación y seguridad.