Menú Portada
Después de culpar a la construcción de todos los males actuales

El Gobierno se agarra ahora al ladrillo para salir de la crisis

Marzo 1, 2010

Ni economía sostenible, ni economía social, el Gobierno vuelve al ladrillo. Después de criticar al sector y culparle de todos los males, ahora pretende crear en dos años 350.000 empleos ligados al sector de la construcción.

pq_923_elena-salgado.jpg

El Gobierno ha propuesto a los partidos como medidas prioritarias, en el documento marco para hacer frente a la crisis, actuaciones directas sobre el sector de la construcción. El Ejecutivo pretende crear 350.000 empleos en esta actividad en dos años, a través de incentivos para la rehabilitación de viviendas, entre otras iniciativas, según ha explicado la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado. Además, quiere que el ICO pueda dar préstamos directos por un máximo de 200.000 euros a pymes y autónomos, “asumiendo el riesgo al 100%” en caso de impago. Salgado ha dicho que esta línea de financiación no tendrá límite.

El documento de 32 páginas remitido por el Gobierno a los grupos de la oposición con propuestas concretas para la recuperación de la economía se encomienda a la rehabilitación de viviendas, como el sector donde más empleo puede crearse en los próximos años.

“El Gobierno ofrece un conjunto de acciones extraordinarias de aplicación inmediata para favorecer el empleo en el sector que más ha sufrido su pérdida en los últimos meses, el de la construcción residencial”, destaca el documento, que aborda en primer lugar propuestas para fomentar la rehabilitación de vivienda.

“Se trata de acciones centradas en la construcción sostenible”, incide el Ejecutivo, que recuerda que más de la mitad del parque inmobiliario tiene ya una antigüedad superior a los treinta años. Así, las acciones apuestan por la rehabilitación de viviendas y edificios y se ven completadas por formas nuevas de financiación para la construcción de vivienda protegida.