Menú Portada
Más de 4,5 millones fueron a parar a los Territorios Palestinos

El Gobierno reparte 172,8 millones de euros en ayudas a la cooperación en el cuarto trimestre

Marzo 8, 2012
pq_927_margallo_jimenez.jpg

Con un déficit desbocado y una clara política de recortes las ayudas a la cooperación, su mantenimiento y distribución se convierten en un punto importante. Así por ejemplo, el Instituto de Salud Global de Barcelona organización sin ánimo de lucro liderada por el profesor Pedro Alonso para desarrollo de las poblaciones más vulnerables, ha pedido que, pese a la crisis, España mantenga su ayuda a la cooperación internacional y pero que realice una “reforma en profundidad” del sistema de cooperación que garantice “la calidad, la eficacia y el impacto” de su inversión.

Y es que aunque han logrado “avances históricos“, como aumentar en más de 20 años la esperanza de vida de los habitantes de países pobres, considera que él éxito se ha basado en que “en los últimos años ha estado basado más en la cantidad de los recursos que en la calidad de la ayuda”.

Y tanto, tan sólo en el último trimestre como pueden comprobar en el documento adjunto, en un solo trimestre se ha dedicado 172,8 millones tanto a proyectos muy loables como otros que por lo menos son de una necesidad más dudosa.

Algunos ejemplos: Derechos civiles y políticos de las mujeres en Honduras con dos subvenciones de 180.066 euros y 24.009 euros, otros 200.000 euros a la valoración de los “lagos colinares” de Haití, 150.000 euros al observatorio Mercosur de sistemas de Salud, 20.000 euros al proyecto “beneficio húmedo de proceso de café” en Nicaragua, 500.000 euros a la primera fase del Programa de Genero en Colombia, 300.000 al Museo Casa Memoria de Medellín, 650.000 al apoyo de emprendedores de Ecuador, 110.000 euros en programa bilingüe ebi-eguna en Panamá o 28.500 euros para la II Asamblea de la Red de Mujeres Afrolatinas, Afrocaribeñas y de la Diáspora .

Y es que para Gonzalo Fanjul, principal autor del estudio “La ayuda española al desarrollo y los retos de la salud global. Una receta para el cambio” este país ha estado “disparando a todas partes sin una estrategia de influencia clara en estos organismos”.

La racionalización en este sentido cuando no llegan fondos ni a ciudadanos ni autónomos parece la vía clara.