Menú Portada
El mayor gravamen es de 352,5 euros para rentas superiores a 60.000 euros

El Gobierno reintegrará 69 millones del PIVE 8 en la Renta de 2015, según Gestha

Mayo 14, 2015
pq_929_planpive.jpg

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) recuerdan que todos aquellos compradores que se acojan al Plan PIVE 8, aprobado hoy por el Consejo de Ministros, deberán tributar en el IRPF por los 750 euros de ayuda estatal al adquirir un vehículo nuevo; no así por los 750 euros que aporta la marca, que se consideran un descuento comercial.

Por ello, de los 225 millones de ayudas del Plan PIVE 8, los Técnicos de Hacienda estiman que el Gobierno reintegrará 69,1 millones de euros cuando sus beneficiarios integren en la Renta de 2015 esta subvención como ganancia patrimonial no procedente de una transmisión patrimonial.

A nivel individual, el IVA varía si el comprador es una persona con movilidad reducida o el coche se matricula a nombre de personas con discapacidad para su uso exclusivo, en cuyo caso se exige el tipo del 4%. Además, no se exige el Impuesto de Matriculación al adquirir un vehículo con un nivel de emisiones de CO2 inferior o igual a 120 g/km.

Por tanto, según estas condiciones y teniendo en cuenta la compra de un vehículo nuevo con el PIVE 8, los Técnicos de Hacienda estiman un impacto fiscal medio de 232,50 euros para el tramo de rentas que, por lo general, puede optar a la compra de un vehículo nuevo (entre 20.200 y 34.000 euros brutos anuales) y de 352,50 euros para las personas con ingresos superiores a 60.000 euros.

Sin embargo, la tributación varía en el caso de que el beneficiario de la ayuda forme parte de una familia numerosa, dado que obtendrá una ayuda estatal del doble de cuantía, 1.500 euros, por lo que la cantidad a pagar a Hacienda también es sensiblemente mayor, aunque se mantiene el mismo porcentaje en la escala de gravamen.