Menú Portada
EXCLUSIVA
Le indica al magistrado que la República Árabe Saharaui Democrática no está reconocida por España

El Gobierno prohíbe ir a Garzón a los campamentos de refugiados de Tinduf

Marzo 15, 2010

El magistrado pretendía tomar declaración a 13 testigos saharauis en su acción judicial contra militares marroquíes
 
Cierra así cualquier posibilidad de reabrir la causa sobre crímenes contra la humanidad cometidos por Marruecos


Tanto el ministerio de Asuntos Exteriores como el de Justicia español, a través de la subdirectora general de Cooperación Jurídica Internacional, Ana Gallego Torres, han comunicado al titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, la imposibilidad de acudir a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia), para tomar declaración a varios testigos, entre ellos al refugiado Brahim Mohamed Salem Omar, como era el interés del magistrado dentro de la causa que tiene abierta en la Audiencia Nacional por crímenes contra la humanidad cometidos por militares marroquíes en el territorio del Sahara Occidental. 

La excusa dada por el Gobierno para impedir a Garzón acudir a Tinduf se basa en que la República Árabe Saharaui Democrática, que sí reconoce como Estado Argelia, no está sin embargo reconocida como tal por el Estado español, por lo que no se le puede pedir oficialmente a dicha República una comisión rogatoria judicial como solicitan las autoridades argelinas.

Garzón, erre que erre

Hace unas fechas, la última el 28 de diciembre de 2009, el juez Garzón solicitó de nuevo oficialmente una comisión rogatoria a Argelia para poder tomar declaración a 13 refugiados saharauis que figuran como testigos dentro de las diligencias abiertas por genocidio y crímenes contra la humanidad en la Audiencia Nacional contra militares marroquíes acusados de esos delitos (Diligencias 362/2007). En la resolución del ministerio de Justicia remitida al magistrado se indica que el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación no considera tal posibilidad, dado que “la solución sugerida por las autoridades argelinas de adoptar un acuerdo entre las autoridades españolas y saharauis no resulta posible a criterio del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, dado que la “República Árabe Saharaui Democrática” no es reconocida por España como Estado”. El escrito está fechado el 14 de enero de 2010.

Se cierra así la principal posibilidad de reabrir la causa saharaui en la Audiencia Nacional, un tema que preocupaba muy mucho al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y a sus relaciones con Marruecos, que se han activado tras la reciente cumbre hispano-marroquí celebrada hace una semana en Granada.

Juan Luis Galiacho