Menú Portada
Ante el impago del Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León

El Gobierno paraliza su aportación millonaria al Palacio de Congresos de León

Septiembre 5, 2012
pq_925_José-Manuel-Soria-Industria.jpg

Una de las cosas que no se puede negar al anterior presidente, José Luis Rodríguez Zapatero es que mimara a su tierra de origen. Un ejemplo lo tenemos en el aeropuerto de León. El 22 de diciembre de 2007, Rodríguez Zapatero presentó la tercera ampliación del aeropuerto que consistía en la construcción de una nueva área terminal de 9.600 m² de superficie construida, en la adecuación de un nuevo aparcamiento y en la urbanización de una nueva plataforma de estacionamiento de 30.250 m², una obra que supuso duplicar la actual capacidad del aeropuerto en todos los aspectos y que fue inaugurada en octubre de 2010. Dos años después, estos son los resultados del aeropuerto de La Virgen del Camino: en los primeros siete meses, fue utilizado por 33.157 pasajeros, frente a los 47.438 de un año antes, es decir, un 30,1% menos, las operaciones cayeron un 39,2% y el descenso del tráfico de mercancías fue del 84,74%, al moverse solo 814 kilos.

Otra obra faraónica es la construcción del Palacio de Congresos de la capital leonesa, una obra diseñada por el arquitecto francés Dominique Perrault, y cuyas obras comenzaron en 2011. Con este proyecto se persigue tener una superficie construida de 39.098 m², contando en una etapa de máximo desarrollo, de 3 salas, la mayor de ellas de 1.200 plazas. Las dos salas menores contarán con 600 y 500 plazas, desarrollándose en un primer momento la menor por la existencia de salas de 600 plazas en la ciudad. Y además, junto al edificio de congresos se construirá un recinto ferial con una superficie de 13.500 metros cuadrados destinados principalmente a la realización de ferias.

El Estado, único pagador

El proyecto se desarrollara “por el Ayuntamiento de León con participación de la Junta de Castilla y León, con un coste estimado en algo más de 76,2 millones de euros y un período inicial de construcción de cinco años. La financiación de este Palacio de Congresos se acordó mediante la colaboración financiera de las Administraciones estatal, autonómica y local, realizándose por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y la Junta de Castilla y León una aportación respectiva del 40% en cada caso y por el Ayuntamiento de León el 20% restante”. Esto es en teoría ya que la realidad ha sido muy distinta.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo, se comprometió a realizar una aportación total en cinco años de 30,5 millones de euros. De hecho el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ya ha realizado las aportaciones de los ejercicios 2010 y 2011, por importes de 6 millones y 8 millones, teniendo que pagar 9,98 millones este año, cantidad que el departamento de José Manuel Soria no va a aportar tanto por “restricciones presupuestarias” como porque estas transferencias “no han ido acompañadas de transferencias similares de las demás partes, por lo que el Ministerio no podría realizar en este año nuevas aportaciones al proyecto en tanto no se regularice el flujo de financiación de las restantes administraciones comprometidas”, todo un órdago del Gobierno ante los incumplimientos de un Ayuntamiento y una Comunidad Autónoma, que por desgracia no son casos únicos.