Menú Portada
Así consta en el Convenio Colectivo de Patrimonio Nacional aprobado el 26 de julio

El Gobierno elegirá “a dedo” personal para la Casa Real

Septiembre 2, 2010

Las personas seleccionadas no tendrán porque pertenecer a Patrimonio

“Nosotros no entramos ni salimos en la elección de ese personal”, asegura un portavoz de la Casa Real


Si la Familia Real pretendía descansar en verano, parece que esta vez tendrán que esperar al próximo año. Y es que a los recientes problemas en cuanto a la dirección del Patrimonio Nacional -encargado del mantenimiento de las instalaciones a disposición de los miembros de la Monarquía-, se suma la aprobación del Convenio Laboral para el Consejo de Administración de este organismo público.

Tras el cese del anterior presidente de Patrimonio, Yago Pico de Coaña, por un encontronazo con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, respecto al cierre del Valle de los Caídos -al que se oponía tajantemente el diplomático- , ahora se suma la publicación (26 de julio), y puesta en marcha del Convenio Colectivo que recoge los derechos y obligaciones laborales de los trabajadores de Patrimonio Nacional.

Un Convenio que los sindicatos silencian

Y seguramente algunas de sus condiciones van a dar que hablar en los próximos meses. Así, entre las medidas más llamativas, destaca el capítulo de contrataciones al servicio del Rey Juan Carlos y la Familia Real. En este apartado, el documento especifica que el personal contratado con acceso a “áreas restringidas de seguridad” en residencias reales cuyo patronazgo ejerza Patrimonio será designado y cesado libremente por la Administración.

En este punto, cabe recordar que Patrimonio Nacional es un organismo dependiente del ministerio de la Presidencia. Así lo confirmó a Extraconfidencial.com un portavoz de Casa Real, quien aclaró que esa elección de personal podría responder a “momentos concretos” en los que la Familia Real visite alguna de sus instalaciones. “En todo caso, nosotros no entramos ni salimos en la elección de ese personal“, resaltó este portavoz.

El nuevo Convenio reconoce que las personas elegidas para estos puestos no tendrán por qué pertenecer a la plantilla del Patrimonio Nacional; de hecho, pide que los contratados se dediquen exclusivamente a esta labor para reincorporarse a sus puestos anteriores en caso de cese. No obstante, sí incluye un apartado en el que contempla la ocupación de vacantes por parte de personal interno “si las características del puesto lo permiten”.

Pluses y horas extras

Otras de las medidas curiosas impuestas en el nuevo Convenio será la de la creación de una comisión paritaria de Igualdad, encargada de “reflejar la situación real” de la empresa respecto al reparto de hombres y mujeres. La citada comisión tendrá seis meses para elaborar una propuesta con medidas que “fomenten la igualdad” entre ambos sexos.

Curiosamente, el texto –vigente desde el pasado 27 de junio y hábil hasta el próximo 31 de diciembre de 2012–, ha contado con la aprobación de los negociadores sindicales. Según la disposición publicada en el BOE, el nuevo convenio ofrecerá unas condiciones económicas y de trabajo “más beneficiosas” que las anteriores.

Además del citado apartado para las contrataciones, el convenio recoge otras condiciones de trabajo de los encargados de edificios como el Palacio Real de Madrid o el Monasterio de El Escorial, relativas al calendario laboral, horarios o compensaciones por horas extras.

En este sentido, el sueldo de los citados trabajadores, en su mayoría arquitectos o delineantes, oscila entre 2.000 y 1.000 euros, cifras a las que habría que sumar pluses de antigüedad o las horas extraordinarias, apartado este último en el que, a pesar de pedir la reducción de este tipo de actividades, contempla el pago de hasta 26,5 euros por hora trabajada en día de libranza.

Patrimonio Nacional también pondrá especial atención en las ausencias y el absentismo laboral de sus empleados, ya que insiste en la necesidad de justificar con antelación las faltas de puntualidad. Asimismo, el convenio asegura que habrá estudios para conocer las causas de las faltas al trabajo de los empleados y descuentos en las retribuciones para los reincidentes.

A ver qué dicen Comisiones Obreras y UGT.