Menú Portada
LAS AYUDAS A LA INMIGRACION (y II)
En el primer trimestre emigraron 14.108 españoles, un 30,4% más que en 2010

El Gobierno destina 66,6 millones de euros a la acogida e integración de inmigrantes

Abril 25, 2011

El Ministerio de Trabajo combina ayudas para el retorno de inmigrantes como para la acogida

En los tres primeros meses del año se produjeron 121.818 bajas en el padrón oficial de inmigrantes, contra 101.610 altas

Las partidas se reparten especialmente en 39,6 millones para “Acogida e integración” y 26,4 millones para refuerzo educativo


No es un momento para que vengan inmigrantes a España”, esta frase no la ha pronunciado cualquiera, sino la Secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Anna Terrón en una visita a México a primeros de este mes.

 

Según TerrónEspaña difícilmente volverá a absorber grandes bolsas de mano de obra no cualificada. Por lo tanto necesitamos primero absorber el desempleo en nuestro país antes de pensar en nuevos momentos migratorios“. Lejos parece las políticas de Jesús Caldera, cuando parecía que España tenía una capacidad infinita para absorber inmigración la cual iba a salvar nuestro sistema de Seguridad Social.

 

Ahora como ya informó extracondidencial.com en su edición de ayer se destinan millones de euros para el retorno de emigrantes, el cual no llega ni mucho menos a todos, sino como casi siempre a los más avispados, pero mientras se sigue gastando millones a la acogida, como los 66,6 millones presupuestados para el 2011.

 

Millones aunque caiga la inmigración</u>

 

Si en el 2010 fue el primero en muchos años en el que salieron de España más inmigrantes de los que llegaron, con un descenso del 1,4% de residentes extracomunitarios, en 2011 los resultados son más llamativos. Respecto a la inmigración, en los tres primeros meses del año se produjeron 121.818 bajas en el padrón oficial de inmigrantes, contra 101.610 altas, por lo que el número de extranjeros que decidió dejar España ya es uno de los más altos desde que se inició la crisis: 20.209 personas.

 

Pero no sólo eso, de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística de España, en el primer trimestre, emigraron 14.108 españoles, un 30,4% más que en el mismo período del año anterior, y prácticamente el doble de los ciudadanos que optaron por regresar entre enero y marzo, 7.875.

 

Estos datos parecen no hacer mella en el Ministerio de Trabajo de Valeriano Gómez, que el pasado 1 de abril publicó en el BOE el Acuerdo del Consejo de Ministros de 11 de marzo de 2011, por el que se formalizan para el ejercicio 2011 los criterios objetivos de distribución así como la distribución resultante del crédito presupuestario, por un importe de 66.600.000 de euros, del Fondo de apoyo a la acogida e integración de inmigrantes, así como al refuerzo educativo de los mismos

 

Este crédito instrumentado en transferencias corrientes a Comunidades Autónomas se ha repartido en 39.637.824 euros para Acogida e integración, 26.425.216 euros para Refuerzo educativo y 536.960 euros para Atención a menores extranjeros no acompañados desplazados desde Canarias.

 

Estos fondos se distribuyen entre cada Comunidad Autónoma, con diferentes criterios de ponderación, así aunque se establece una asignación básica para cada Comunidad Autónoma, en aplicación de un criterio de solidaridad interterritorial y con el fin de que las Comunidades en las que haya una presencia menor de inmigrantes, cuenten en todo caso con una aportación estable.

 

El resto de criterios son la presión migratoria, población inmigrante empadronada, número de trabajadores inmigrantes afiliados a la Seguridad Social, excluido el Régimen Especial Agrario y número de trabajadores inmigrantes de Régimen Especial Agrario.

 

En Refuerzo educativo, la se asigna en función del número total de alumnado inmigrante escolarizado en enseñanza no universitaria, por Comunidad Autónoma y el número total de alumnado inmigrante escolarizado en enseñanza no universitaria procedente de países no castellanohablantes.

 

El resultado es que Cataluña, seguida de Madrid, Andalucía y Murcia acaparan casi dos tercios del total, eso sí, teniendo que justificar mediante un certificado de remanentes el dinero utilizado, ¿Alguien cree que sobrara algo de los 66,6 millones?

 

Mientras el paro juvenil en España supera el 43,6%, y los más cualificados muchos de ellos haciendo estudios de posgrado en el extranjero acaban fichados por empresas extranjeras, una generación perdida para España en todos los sentidos.