Menú Portada
LA MEMORIA HISTÓRICA (V)
Llegaron a incoar durante su funcionamiento más de 250.000 expedientes

El gobierno de Franco, durante la contienda, dictó leyes para apropiarse de los bienes de los vencidos

Septiembre 9, 2008

Franco aprobó la Ley de Responsabilidades Políticas el 9 de febrero de 1939

La Ley de Depuración de Empleados Públicos fue dictada el 10 de febrero 1939


El Gobierno del sublevado Franco, en Burgos, creó diversas instituciones, especialmente judiciales, para perseguir cualquier disidencia política, religiosa y social. En primer lugar, con la ley de Depuración de Empleados Públicos, de 10 de febrero de 1939, se suspendieron a todos los funcionarios públicos que no se adhirieron al bando franquista -especialmente maestros y profesores-. Los bienes de los sindicatos, que también fueron ilegalizados, fueron incautados.
Con una serie de decretos, el principal, el Decreto Ley 10 de Enero de 1937, se crearon una Junta Central de Incautación de Bienes y Comisiones Provinciales de Incautación, que desaparecieron cuando se crearon los Tribunales de Responsabilidades Políticas.
La Ley de Responsabilidades Políticas serviría para acusar de forma grotesca al bando republicano de haber desencadenado la Guerra Civil al oponerse al Alzamiento del 18 de julio. Su objetivo principal era que todas aquellas personas que hubieran formado parte del Frente Popular, desde los dirigentes a los militantes de base, o se hubiesen simpatizado con él, fuesen condenados.
También se incluía la sanción económica y tenía la particularidad de ser obligatoria en toda condena relacionada con esta Ley, con independencia de si se estimaba procedente sancionar con el embargo total o parcial de los bienes o el pago de una cantidad fija.
Extraconfidencial.com mostrará cómo en muchas de esas sentencias a funcionarios y dirigentes republicanos las sanciones llegaron en algunos de los casos a la cantidad de 25 millones de pesetas, lo que calculaban era el valor de todos sus bienes. Sorprende ver el nombre de muchos de los dirigentes del PCE.

Julio Fernández