Menú Portada
Altos mandos de la Guardia Civil y de la Policía se han desplazado ya hasta Caracas para intentar proteger a los funcionarios y empresarios e ir sacándolos poco a poco

El Gobierno de España no garantiza la seguridad de los altos cargos de nuestras empresas en Venezuela

Mayo 8, 2013

800×600

El ministro de Exteriores del PP, José Manuel García-Margallo, ha pedido discreción máxima y silencio absoluto a las empresas españolas en la zona

Personajes ilustres que iban a visitar Venezuela ya han sido avisados: “No vayan, no garantizamos nada, ni siquiera con coches blindados, ya que utilizan subfusiles rusos AK- 47”

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, ha pedido discreción máxima y silencio absoluto a las empresas españolas en la zona ante el miedo a que se produzcan desapariciones, secuestros y, quizá, asesinatos de funcionarios públicos y altos cargos de empresas españolas en Venezuela. García Margallo ha pedido mucha seriedad, tranquilidad y trabajo silencioso -“mucho silencio”- para ir sacando “poco a poco” de este país caribeño a los altos cargos de empresas españolas en la zona. Todo con el fin de no provocar más inquietud, intranquilidad e incertidumbre en una zona considerada en estos momentos por el Ministerio de Asuntos Exteriores como de alto riesgo.

Según ha podido saber Extraconfidencial.com, hace unos días altos mandos de la Guardia Civil y de la Policía se han desplazado ya hasta Caracas para intentar velar por la seguridad de estos altos cargos y funcionarios públicos e ir sacándoles paulatinamente de este país. Se temen secuestros, desapariciones, e incluso, algún asesinato, en una ola de violencia que vive esta nación tras la muerte de su presidente Hugo Chávez y la controvertida elección de su delfín Nicolás Maduro como su sustituto. Las palabras de hace unos días del ministro García-Margallo sobre la situación política de Venezuela han incrementado aún más la oleada de violencia masiva contra los intereses españoles. Tanto que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a amenazar directamente y decir públicamente al ministro español que “sacase sus narices” de Venezuela, tras desestimar la sugerencia que hizo García-Margallo en Washington de ayudar en la crisis política por la que pasa la nación caribeña tras las últimas elecciones-. El Gobierno de Maduro considera que Margallo apoya las tesis del candidato derrotado, Henrique Capriles, sobre una posible manipulación de los votos emitidos y recontados.

Plan de evacuación incluso para visitantes

La situación actual es tan problemática que ex altos mandos de la Seguridad del Estado, que ahora trabajan para las grandes empresas privadas de España en esta zona, han diseñado ya un plan de evacuación de su personal allí ante los riesgos que se avecinan. Pero no sólo se intenta defender a los que ya habitan allí sino que ilustres visitantes que iban a pernoctar en Venezuela en los próximos días ya han sido avisados por Exteriores de la falta de seguridad en este país y se les ha recomendado no viajar.

Una de las misivas a las que ha tenido acceso Extraconfidencial.com indica que “en relación a su visita a Venezuela creo que para las fechas estimadas – finales de mayo- el país seguirá en la fuerte tensión que estamos viviendo de forma creciente cada día, y no creo que su seguridad esté totalmente garantizada. Creo pertinente que para programar su visita, es necesario esperar que la situación política en Venezuela se estabilice un poco” 

“No son seguros ni los coches blindados”

Los e mail entre los españoles que viven en Venezuela no dejan lugar duda. “Aquí en Venezuela, la situación es horrible. Es muy arriesgado que viajen.  Hay violencia, atracos y secuestros continuos. Es mejor posponerlo a otra fecha”.  Según la información que transmite el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, “no son seguros ni los coches blindados”. 

Todo indica que la violencia contra los intereses españoles es total, aupada por el gobierno de Nicolás Maduro. Tanto que la seguridad de los coches blindados es mínima ya que se utilizan los callejones, donde se logran introducir a estos coches y luego se utilizan subfusiles automáticos rusos AK- 47 con los que se rompen los blindajes de los cristales. Según Wikipedia, el AK- 47, acrónimo de Avtomat Kaláshnikova modelo, es un fusil de asalto soviético, de calibre 7,62 mm, diseñado en 1942 por Mijaíl Kaláshnikov, combatiente ruso durante la Segunda Guerra Mundial. Convertido en el rifle oficial de la URSS entre 1947 y 1978, actualmente es el arma de fuego más utilizada del mundo. En 1949 el Ejército Rojo lo adoptó como arma principal de la infantería, sustituyendo al subfusil PPSh-41, aunque no fue hasta 1954 cuando entró en servicio a gran escala. Posteriormente fue elegida por los países del bloque oriental en el Pacto de Varsovia como arma reglamentaria para sus ejércitos durante la Guerra Fría.

En las últimas semanas las relaciones entre España y Venezuela se han tensado en demasía, en medio de una llamada a consultas del embajador del país sudamericano en Madrid, y la advertencia de Maduro de que tomaría medidas “ejemplares” en caso de que España no reconociese los resultadosde las elecciones del 14 de abril. Ahora la alarma se instalado ya entre las grandes compañías españolas que buscan sacar airosos del país a sus altos responsables, mientras el presidente Nicolás Maduro busca apoyos entre los gobiernos de Uruguay, Ecuador, Bolivia y Argentina, no grandes amigos de los intereses económicos de España, para refrendar su posición beligerante.

 
Juan Luis Galiacho