Menú Portada
Correspondientes al año 2008

El Gobierno de Castilla-La Mancha de José María Barreda presentó errores en la gestión económica de una treintena de contratos sanitarios

Julio 28, 2013
pq_935_junta-barreda.jpg

Hace escasos días el consejero de Sanidad de Castilla La Mancha, José Ignacio Echániz, presentaba un informe sobre la situación del Servicio de Salud de la región, el Sescam. Las críticas saltaron especialmente por el momento en el que ha salido a la luz pública, tras la supresión este año del pago por la actividad extraordinaria de los facultativos –las llamadas ‘peonadas’-, y polémico por su contenido, que habla de una mayor actividad en las horas extraordinarias mientras éstas seguían siendo remuneradas –causado según el Ejecutivo de modo deliberado por los trabajadores-, así como de cantidades desorbitadas tanto en la financiación como en la nómina de los médicos. En concreto, el documento del Sescam apunta que entre 2009 y 2011 el Gobierno de Castilla-La Mancha destinó más de 116 millones de euros al pago de las susodichas ‘peonadas’. El otro dato que ha levantado ampollas hace referencia a casi 1.000 médicos que en el ejercicio de 2011 cobraron por encima de 100.000 euros. Además un total cercano a los 3.000 médicos de Castilla-La Mancha ganaron en el mismo período más de 80.000 euros, cantidad considerada en España como un sueldo medio.

Graves irregularidades

Y es que la realidad es que el Gobierno Autonómico de Castilla-La Mancha ha iniciado ajustes en el sistema sanitario mientras después de cometer numerosos y flagrantes errores en su gestión en los años del gobierno de José María Barreda, con los que posiblemente se hubiera podido ahorrar muchos millones que ahora se recortan. En el “Informe definitivo de análisis de la contratación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y sus Organismos Autónomos” correspondiente al año 2008 –en el cual ejercía su presidencia el socialista José María Barreda-, se destapan infinidad de deficiencias en los contratos ejecutados por la Junta a través de todas sus consejerías y departamentos. Sin ir más lejos, dentro del cupo que engloba el sistema sanitario manchego –conformado por la Consejería de Sanidad y el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha- se contabilizan más de una treintena de acuerdos con importantes irregularidades en muchos de sus puntos.

Errores de la Consejería

Por lo que respecta a la Consejería, destacan particularmente dos expedientes de contratos firmados por cantidades cercanas a los 3 millones y medio de euros y designados para ‘Dosis de vacuna frente al virus del papiloma humano’ (3,4 M) y ‘Adquisición del derecho a uso del entorno Microsoft para la Junta’ (3,7 M), respectivamente. En el primero de los casos, según el texto, “la imputación presupuestaria es incorrecta” y “algunas facturas que se emiten en el presente ejercicio (2008) han sido contabilizadas con cargo al presupuesto del ejercicio siguiente”, incumpliendo el principio contable del devengo. En el segundo caso “no constan los documentos relativos a la preparación y adjudicación del contrato”. En otro epígrafe hallamos un expediente del contrato por 41.860 euros con Sumin Fruta y Verdura Fresca en el que “no consta la documentación administrativa para verificar la capacidad, solvencia y prohibiciones” conforme se establece por ley. Atendiendo a esta carencia de rigor, documentos rel