Menú Portada
Tras anunciar la "reducción" de las desgravaciones a partir de 2011

El Gobierno da la puntilla al sector inmobiliario con la subida de impuestos

Septiembre 24, 2009

La compra de vivienda nueva estará gravada por un 8% de IVA

El coste de una vivienda nueva en Madrid se elevará por encima de los 4.000 euros por culpa de la subida

A partir de 2011, sólo tendrán acceso a las deducciones del 15% las rentas más bajas que tienen más difícil acceder a una hipoteca


La vivienda sigue siendo noticia, después del desplome y procesos concursales de muchas empresas inmobiliarias, incluyendo muchas de las más importantes, la noticia es ahora la bajada de precios y la ansiada recuperación de ventas más cuando el parque de vivienda nueva y usada sigue siendo enorme en estos momentos.

Desde entonces la vivienda está llena de decisiones polémicas, hace un par de años se redujeron las desgravaciones hasta un tipo fijo del 15%, eliminando las bonificaciones para los 4.500 euros pagados en hipoteca, que eran del 25% los dos primeros años y del 20% el resto. Luego se anunció que esta reducción del 15% sólo se aplicará a partir del 2011 a las rentas más bajas, curiosamente las que en la actualidad siempre encuentran un no a la hora de pedir un préstamo.

Según la ministra Beatriz Corredor, la intención animar el mercado y que la gente se lance a comprar su vivienda antes del fin de la desgravación, el resultado hasta ahora un fracaso y la guinda la subida del IVA de un 1% que una vivienda normal en Madrid o Barcelona supone un incremento de golpe en más de 4.000 euros, tanto por el precio de la vivienda como de los gastos añadidos que algunos se pagarán un 2% más.

Todo ello sin tener en cuenta que las futuras viviendas el coste de construcción se elevará por la subida de un 2% en materiales, con lo cual el futuro está más cargado de nubarrones. Los tipos son bajos sí, pero no hay hipotecas y comprar una vivienda y acondicionarla es cada día más caro.

¿Mayores ventajas para la vivienda usada u otra subida de impuestos en ciernes?

Pero una de las mayores dudas es que mientras que hasta ahora se pagaban la misma cantidad, aunque los impuestos sean distintos por una vivienda nueva que por una usada. Ahora el IVA para nuevas promociones será del 8% mientras que transmisiones patrimoniales para la de segunda mano es del 7%

¿Se mantendrá esta igualdad? Responsables de Autonomías socialistas ya están tanteando igualarlo pero al alza claro. Las subidas de impuestos no se acabarán en el siguiente Consejo de Ministros.