Menú Portada
Montoro pide retirar los vetos a la Ley de emprendedores

El Gobierno, “completamente abierto” a mejorar la fiscalidad de autónomos y pymes

Julio 17, 2013
pq_937_Cristobal-Montoro.jpg

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido la retirada de los siete vetos presentados en el Congreso de los Diputados –PSOE, CiU, PNV, Izquierda Plural, ERC, Amaiur y BNG– alegando que en el trámite parlamentario de la norma el Gobierno está “completamente abierto a debatir cada uno de sus puntos esenciales, en términos de mejorar los incentivos fiscales, los estímulos en las cotizaciones, la seguridad jurídica y la internacionalización”.

Así se ha expresado durante el debate de totalidad de la Ley de Emprendedores en el Pleno extraordinario del Congreso de los Diputados, en el que Montoro ha asegurado que se trata de un proyecto de Ley “realmente ambicioso que pone a España a la altura de los países del entorno europeo”.

Según ha argumentado, el proyecto de Ley de Emprendedores “será un arma eficaz para reducir la duración de la crisis y volver cuanto antes a la senda del crecimiento”, ya que “las pymes son unos de los principales motores para dinamizar la economía y son la fuente más palpable de la creación de empleo”.

En su opinión, esta norma responde a “una necesidad objetiva de reestructuración en relación con las condiciones de operatividad” de las pymes, ya que “España está pletórica de emprendedores”.

En este sentido, ha recordado algunas de las principales medidas incluidas en la Ley de Emprendedores, que ha resumido diciendo que se destinan a promover la cultura emprendedora entre los jóvenes, a apoyar la liquidez de los nuevos proyectos, a luchar contra la morosidad, a abaratar y agilizar la puesta en marcha de estos negocios, a eliminar cargas y obstáculos en el desarrollo de su actividad y a facilitar la entrada de inversores extranjeros en España.

Si bien, Montoro ha centrado parte de su intervención a explicar el régimen especial de IVA para permitir a 1,3 millones de autónomos y a más de un millón de pymes no ingresar el impuesto hasta cobrar la factura, lo que detraerá 983 millones de euros al fisco en 2014, que sin embargo se recuperarán en 2015.

Asimismo, ha recordado que los cambios en la deducción por reinversión de beneficios beneficiarán a 200.000 personas físicas y 187.000 pequeñas empresas, con un coste de 624 millones, mientras que los incentivos fiscales a la I+D tendrán un coste de 427 millones de euros y beneficiarán a unas 4.000 empresas.

Dicho esto, Montoro se ha mostrado convencido de que las aportaciones de los Grupos Parlamentarios harán que el proyecto de Ley de Emprendedores salga “más completa y más fiable”. “Insisto en llevar a cabo esa negociación constructiva”, ha sentenciado.