Menú Portada
Sus aliados de izquierda apoyan un aumento mayor

El Gobierno busca dar la puntilla al comercio y subir el IVA hasta dos puntos

Septiembre 17, 2009

No hay nada mas injusto que subir los impuestos indirectos, los pagan todos, el que gana 1000 euros como el que gana 100.000 euros. A pesar de ello un gobierno socialista y sus aliados de izquierda parecen no tener ningún problema en subir el IVA y dar la puntilla a consumidores y comerciantes.

pq_851_Elena-Salgado.jpg

El Gobierno plantea elevar hasta en dos puntos el tipo general del IVA, actualmente situado en el 16%, dentro del paquete de reformas fiscales que hará público a finales de mes junto a los Presupuestos Generales del Estado para 2010, según fuentes conocedoras de los trabajos consultadas por Europa Press.

La reforma fiscal que prepara el Ejecutivo incluirá además un aumento de los impuestos sobre las rentas del capital y las plusvalías, así como la supresión de la deducción de los 400 euros en el IRPF.

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha iniciado esta semana la ronda de contactos en el Congreso previa a la publicación de las cuentas públicas para el próximo ejercicio, entrevistándose, hasta el momento, con IU-ICV, ERC, BNG y Nafarroa Bai, formaciones que le han trasladado la necesidad de emprender una reforma de mayor calado que potencie la progresividad del sistema en función del nivel de renta.

Salgado recibió ayer por la tarde en su despacho de Economía al presidente de Canarias, Paulino Rivero, con quien también debía preparar el Consejo de Ministros extraordinario del 9 de octubre, y hoy ha mantenido una breve conversación con el PNV, aunque este partido está actualmente inmerso en su proceso interno para definir sus condiciones para la negociación. CiU aún no había recibido la llamada de Economía.

Los contactos con los grupos parlamentarios son aún muy preliminares, aunque Gobierno y PSOE llevan estudiando la posibilidad de una subida de impuestos indirectos desde antes del verano.

La izquierda parlamentaria rechaza en principio una subida del IVA, dado que, como impuesto al consumo, afecta por igual a todos los ciudadanos, pero estaría dispuesta a negociar una reforma fiscal que en conjunto sea progresiva e incluya criterios de equidad.

En particular, ERC, IU e ICV reclaman que se cree un IVA más alto para los artículos de lujo, que se aumente la fiscalidad de las Sicav e incluso que se cree un tramo adicional de IRPF para las rentas más altas, aunque en principio el Gobierno ha insistido en que no se tocará la fiscalidad de los sueldos. El BNG también se mueve en estos parámetros, aunque desearía además mejoras fiscales para sectores muy castigados por la crisis como los ganaderos. Na-Bai reclama una reforma fiscal global.

El PNV tampoco ve con buenos ojos, como posición de partida, un aumento del IVA, pero subraya que cualquier reforma fiscal habrá que estudiarla y valorarla en conjunto. Su portavoz Josu Erkoreka ya avisó la semana pasada al presidente del Gobierno de que su formación respaldará o no la subida impuestos en función de lo que se logre recaudar, de que no tenga efectos colaterales nocivos para la actividad económica y de cómo se gasten los ingresos obtenidos.