Menú Portada

El gestor de la Navegación Aérea en España, Enaire, dependiente del Ministerio de Fomento de Iñigo de la Serna, se gasta 50.000 euros en contratar a un asesor financiero privado

Mayo 26, 2017
Inigo-de-la-serna-AENA

Fernando Echagaray, director de la Red Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), abandona para fichar por Aéroports de París (ADP), uno de los rivales de la Compañía española. Echegaray, responsable de impulsar la Red Aeroportuaria española desde 2012, fue director del Aeropuerto de El Prat (Barcelona), el segundo del país por volumen de tráfico. Con anterioridad, lideró los Aeropuertos de Canarias, entre otras funciones. La salida de Echegaray, que formaba parte del Comité de dirección de AENA, es el cuarto relevo que se produce en el órgano de administración desde 2012. Otros directivos, como el director de Comunicación, Antonio San José, que desde hace unos días ocupa ese mismo cargo en Banco Popular, o Beatriz Puente, directora financiera de NH Hotel Group y antes de AENA, han dejado la Compañía en los últimos años.

El gestor de la Navegación Aérea Civil en España y el Sahara Occidental, certificado para la prestación de servicios de control de ruta, aproximación y aeródromo, funciona. Enaire, dirigida por Ángel Luis Arias Serrano, tuvo mucho trabajo, al menos en las vacaciones de Semana Santa en las que gestionó 55.000 vuelos entre el 7 y el 17 de abril que surcarán cielo español. Con estas cifras suben los registros de 2016, que se quedaron en unos 50.000 vuelos y su valor en el mercado aéreo anual supone el 2,7% del tráfico total que se registrará en 2017.

Un lujo empresarial al alcance de pocos

Las ambiciones de Enaire no acaban ahí.  La entidad pública empresarial es la cuarta proveedora de Navegación Aérea en Europa por volumen de tráfico aéreo, con aproximadamente 2 millones de vuelos al año. La propietaria de la sociedad mercantil estatal española, AENA, gestiona todos los vuelos que operan en 2,2 millones de kilómetros cuadrados de espacio aéreo desde 5 centros de control aéreo: Barcelona, Canarias, Madrid, Baleares y Sevilla y 22 torres de control.

Con este volumen de negocio no es de extrañar que la entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento de Íñigo de la Serna tenga mucho trabajo. Pero lo que sí es curioso es que un ente público como Enaire, con una plantilla de 4.000 trabajadores, necesite contratar un asesor financiero para llevar sus cuentas y recomendar al gigante español aéreo en sus inversiones.

Eso es lo que ha propuesto la empresa pública de Julio Gómez-Pomar -también secretario de Estado de Infraestructuras-, a través de un Convenio que licitará los servicios de asesoramiento financiero para Enaire por un total de 50.000 euros.

Unos 50.000 euros que saldrán directamente de las arcas públicas para descubrir las necesidades financieras de Enaire analizando sus circunstancias pasadas, presentes y futuras de su cliente. Un asesoramiento financiero privado para el mayor gestor aéreo público de nuestro país. La salud del tráfico aeroportuario en España sigue en alza, la de la red clientelar y las subcontratas nepotistas, también.

Doinel Castro