Menú Portada
Gran repercusión mediática de la exclusiva de extraconfidencial.com

El futuro yerno de Artur Mas, que se apellida Franco, organiza una fiesta campera y taurina como anticipo a su boda con Patricia, la hija mayor del president

Mayo 26, 2013

 

pq_932_artur-mas.jpg

Este lunes, informábamos en exclusiva sobre como Rubén Torrico Franco, futuro yerno de Artur Mas, organiza una fiesta campera y taurina, mientras que en Cataluña la Generalitat y CIU prohiben los toros, como anticipo a su boda con Patricia Mas Rakosnik, la hija mayor del presidente catalán, una noticia que ha tenido una amplia repercusión mediática al día siguiente, ya sea cumpliendo el código deontológico del peridismo y citando la fuente como han hecho el diario ABC o Libertad Digital, o no haciéndolo como La Voz Libre o de nuevo, el Grupo Intereconomía que preside Julio Ariza.

El futuro yerno de Mas, licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, inició su carrera profesional en la Banca, asumiendo la responsabilidad de subdirector de una oficina y gestor de empresas durante cuatro años. Luego trabajó en el despacho CBC Advocats, y en septiembre de 2011 dio el paso ya por su cuenta de fundar como socio el bufete Lexben Advocats, que comparte con otros dos abogados. Es el actual responsable de los departamentos Lexben Tráficos y Lexben LOPD, con despacho situado en la céntrica Travesera de Gracia de la Ciudad Condal.

“Corridas ilegales”

Según las fuentes consultadas por Extraconfidencial.com, las tientas de toros están de moda en Cataluña para fiestas privadas, en contra de la prohibición que existe en Cataluña de lidiar corridas de toros. Este aumento de las capeas y tientas, las ya llamadas “corridas ilegales”, sobre todo en las “terres del Ebre” (en la zona sur de Cataluña), ha hecho crecer la preocupación dentro de los círculos soberanistas de CiU. Y más aún en el conseller de Interior, Ramón Espalder i Parcerisas, que se encuentra muy preocupado por este aumento de espectáculos taurinos privados, en teoría, “ilegales”. Y aunque lo haya organizado el futuro yerno del President, que además se apellida Franco.

El enlace de la hija de Artur Mas con el abogado Torrico Franco se celebrará con todo tipo de alharacas (se esperan unos 250 invitados), el próximo día 29 de junio en la Isla de Menorca. En concreto, en la iglesia de Sant Antoni Abad de la localidad de Fornells, un bonito paraje del mediterráneo donde desde niño siempre ha veraneado la familia Mas, con los patriarcas Don Artur y Doña Monserrat. Los Mas siempre se alojaban en el hostal S’Algaret, el mismo donde se hospeda hoy día durante sus vacaciones estivales la familia del presidente de la Generalitat.

Según publicó el diario Menorca.Info fue la propia Patricia junto a sus padres, Artur Mas y Helena Rakosnik, los que eligieron el lugar durante esta pasadas Semana Santa y cerraron además el restaurante Ses Salines, propiedad de los mismos dueños que el restaurante Sa Llagosta ubicado en el puerto de Fornells, y uno de los mejores establecimientos culinarios de la isla con fama de la mejor langosta. Según dijo en su día su padre, “es la niña de mis ojos”. Por eso, los principales hostales y apartamentos turísticos de la localidad ya están reservados para alojar a la ingente cantidad de asistentes, entre ellos, muchos políticos catalanes que ya han anunciado su visita.

Patricia Mas, educada en un colegio privado

Patricia Mas, de unos treinta años, estudio en un colegio privado que aseguraba en su publicidad que garantizaba el aprendizaje y dominio de cuatro lenguas a sus alumnos: español, catalán, inglés y francés “como lenguas vehiculares”. Luego cursó Relaciones Públicas en la universidad privada Ramón Llull de Barcelona. E inició su andadura laboral como ejecutiva de cuentas junior en Ermenegildo Zegna, para más tarde formar parte de Mahala Comunicación and Relaciones Públicas. Actualmente trabaja en la empresa de relaciones públicas, imagen y comunicación Interprofit, también como ejecutiva de cuentas.

La pareja ya comparte casa en Barcelona desde hace más de un año, tal y como admitió el pasado mes de octubre el propio Artur Mas en una entrevista que se emitió en el programa de TV3 Ágorca, que conduce el periodista Xavier Bosch. Mas estaba siendo entrevistado y dijo que su primogénita se había ido a vivir con “el seu promés” (su prometido). A quien al parecer le gustan los toros o, al menos, la juerga taurina. Muy al contrario que a su suegro, que las prohíbe.

Juan Luis Galiacho