Menú Portada
Tras la Eurocopa y los Juegos, el deporte sigue sosteniendo las audiencias televisivas

El fútbol le ganó a la fórmula 1 y al tenis

Septiembre 8, 2008

Los números indican claramente que cada vez son menos los que ven la televisión convencional. La oferta es muy amplia, pero la calidad mínima y hay que seleccionar mucho para quedarse sentado delante del televisor. El deporte sigue siendo el mejor gancho para atraer al público, aunque no cualquier deporte. La selección española de fútbol y la fórmula 1, pese a que Alonso está en su peor momento, siguen siendo dos apuestas seguras. Nos tiran los colores.

pq__villa.jpg

El sábado por la noche la selección española de fútbol jugó el primer partido clasificatorio para el Mundial de 2010. El rival era un paquete, Bosnia Herzegovina, pero aún así los rescoldos de la pasada Eurocopa siguen latentes en los aficionados que hicieron de la retransmisión del partido lo más visto de la jornada con 4.616.000 espectadores de media (34,5 % de share) y un minuto cercano a los seis millones. Y eso que el trío de comentaristas (Butragueño es la apuesta de TVE) no puede hacerlo peor y aburren hasta decir basta, sin contar la insufrible promoción de las llamadas telefónicas, un engañabobos sólo para necios. Lo normal es lo que hace la mayoría, ver el partido sin sonido o escuchando una emisora de radio.
TVE ha apostado nuevamente por dar la fase clasificatoria pagando más que ninguna otra cadena privada. En el nuevo ente se han dado cuenta de que el fútbol es la única apuesta segura y el mejor producto para obtener ingresos.
La única retransmisión deportiva que hizo sombra al fútbol fue la fórmula 1, el Gran Premio de Bélgica, el domingo al mediodía. Fueron 4.455.000 espectadores los que sufrieron la nueva decepción de Fernando Alonso, pero ni eso impide que sean millones lo que se concentran ante la tele en espera de un milagro que nunca llega. Donde ya no confían en Alonso es en Asturias, que sigue abriendo su teatro ovetense para que la gente vea el GP en su recinto, pero esta vez fueron cuatro gatos mal contados. Mejor por televisión en casita.

Nadal y Vuelta, cara y cruz

Rafa Nadal, la tercera pata del banco de la afición española, dijo adiós al US Open en semifinales ante el británico Andy Murray. Era Cuatro la que ofreció el partido y el resultado fue de 1.572.000 espectadores (18% de share). Para la cadena del Grupo Prisa, números extraordinarios, aunque ese partido en manos de TVE o Telecinco hubiesen superado los cuatro millones. Cuestión de costumbre y antenas.
Y para lo que no vale ni la excusa de las antenas ni los horarios es para la Vuelta Ciclista a España. La gente viene muy mosqueada del bodrio que ha sido la carrera en los últimos años y como que ya no se deja engañar. Sólo cuando se anuncia etapa de montaña acuden a poner TVE2 (el domingo, por ejemplo, llegaron a 1.141.000 televidentes, un 10,1% de share), porque el resto de los días vale cualquier otra cosa y apenas si superan el medio millón de paisanos. Es lo que hay, que entre tanta oferta la morralla se separa.