Menú Portada
Los Técnicos de Hacienda atribuyen el desplome recaudatorio al aumento de la economía sumergida

El frenazo inmobiliario sólo justifica una pérdida de recaudación por IVA del 10%

Junio 29, 2010
pq_922_Salgado-Zapatero-2.jpg

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) consideran que el ´parón´ registrado por el sector inmobiliario residencial en estos dos últimos años sólo justifica una pérdida de los ingresos por IVA del 10% equivalente a 2.243 millones de euros, según se desprende de su informe ´El Impacto de la Crisis en la Recaudación por IVA. Alternativas al alza impositiva´ presentado en rueda de prensa.

El estudio –que analiza la evolución en paralelo de la recaudación por IVA y el consumo de los hogares de los últimos años- afirma que escudarse en el frenazo inmobiliario para explicar un desplome de la recaudación total por IVA de más de 23.000 millones de euros entre 2007 y 2009 es “absolutamente simplista” y “distante de la realidad”.

Gestha aclara que el peso específico del sector inmobiliario en la recaudación por IVA es, en contra de lo que se piensa, limitado. En el año 2007, cénit del fenómeno inmobiliario con el mayor número de compraventa de viviendas nuevas de la historia, los ingresos de IVA por estas operaciones ascendieron a 5.219 millones de euros, lo que supuso el 8,3% del total recaudado por este tributo.

En 2009, con el desplome del sector inmobiliario, los ingresos por IVA asociados a la compraventa de viviendas cayeron hasta los 2.976 millones de euros, lo que supuso una pérdida de 2.243 millones en dos años, es decir, menos del 2% del déficit público correspondiente al último año 2009.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, “resulta llamativo que la recaudación por IVA en el sector inmobiliario residencial representara el 8,3% del total de ingresos por este tributo en época de ‘boom’ inmobiliario y, sin embargo, una vez desinflada la burbuja, representara un 7,5%. Lo lógico sería que este sector hubiera perdido peso fiscal en proporción a la bajada de las ventas”.

Sacar más partido al IVA

Por tanto, los Técnicos de Hacienda estiman que las causas del desplome de la recaudación por IVA no deben atribuirse exclusivamente al frenazo inmobiliario o a la recesión económica, sino más bien a la evasión fiscal, que se acentúa en época de crisis, y a la falta de eficacia de la Agencia Tributaria en la lucha contra el fraude.

En la actualidad, la economía sumergida en España asciende a 245.000 millones de euros anuales, lo que supone el 23,3% del PIB, es decir, diez puntos porcentuales por encima de nuestros vecinos europeos que se mueven en unas tasas de evasión fiscal en torno al 13%, con unas cifras de recaudación por IVA más rentables.

Según el informe, España es el país de la Europa de los Quince, que menos rendimiento extrae del IVA, por detrás de Grecia. En 2009 por cada cien euros que los hogares españoles destinaron a consumo privado, Hacienda recaudó sólo 6,4 euros por IVA. Dos años antes, ese mismo gasto daba lugar a un rendimiento en el IVA de tres euros más, es decir, un 32% más.

Según Mollinedo, “otros Estados, con tipos de IVA más bajos que los nuestros, como Reino Unido o Luxemburgo en el año 2007, aprovechaban ya de forma más eficiente el consumo privado como materia gravable; incluso Estados con tipos superiores a los españoles, sacaban el doble de provecho a este impuesto”.

Un futuro un tanto incierto

Por otro lado, el informe de los Técnicos de Hacienda se muestra muy prudente a la hora de valorar el impacto a corto plazo de la subida del IVA en la recaudación, y considera “insuficiente e incierto” el objetivo previsto por el Gobierno de recaudar 5.150 millones de euros anuales ya que apenas supone el 5% del déficit actual (110.000 millones de euros).

Gestha pronostica que la recaudación por IVA en este segundo semestre será menor que la previsión gubernamental debido al anticipo de las compras de bienes duraderos (automóviles y viviendas, principalmente), así como a la contracción del consumo derivada de la pérdida de poder adquisitivo por la subida de precios u otras causas como el desempleo, el recorte salarial de los funcionarios o la congelación de las pensiones.

En el largo plazo, Gestha prevé que la recaudación aumentará gracias a la subida de los tipos cuando se produzca la recuperación económica.