Menú Portada
Siendo presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid asesoró la venta de las acciones de Cortefiel al Grupo CVC

El extraño y millonario código deontológico de González Urbaneja

Junio 24, 2010

Los 30 trabajadores de EFE despedidos aún esperan una respuesta por parte de la APM

pq__urbaneja1.jpg

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, la ha vuelto a armar. Y una vez más, sin motivo aparente y mucho menos profesional. Resulta que al término de un encuentro de la Universidad Menéndez Pelayo, en Santander, el susodicho Urbaneja, declaraba que Tele 5 “rompe con los principios elementales del periodismo” y que es una “vergüenza” que Sara Carbonero se sitúe cerca de los palos que defiende el cancerbero –refiriéndose a Iker Casillas-, en el Mundial de Sudáfrica. Más perlas del presunto presidente de los periodistas madrileños y ex de la FAPE: “Si ella quiere ser una buena periodista no debería dejarse empujar hacia la mala práctica“.   

 

La Cadena de Paolo Vasile, lejos de amedrentarse, respondió con contundencia (no olvidemos que cuando arrebató a La Sexta de Roures a la periodista no mantenía relación sentimental con el capitán de La Roja):  “Nadie cuestionó su trabajo en la Copa Confederaciones del verano pasado, ni los 15 partidos de la Europa League que ha cubierto esta temporada a pie de campo. ¿Telecinco tenía que dejar en Madrid a Sara Carbonero porque desde hace unos meses es pareja del portero de la selección, Iker Casillas? No parece lógico castigarla… La ubicación de los periodistas sobre el césped está asignada por la FIFA quien decidió que los reporteros acreditados por las cadenas que poseen los derechos del Mundial se situaran detrás de las porterías de sus respectivas selecciones nacionales, pese a que Telecinco intentó sin éxito que Sara Carbonero pudiera ubicarse próxima al banquillo, donde se producen mayores oportunidades informativa… Sería deseable que la persona que representa a los periodistas madrileños se informara previamente sobre los asuntos que pretende criticar con tanta vehemencia, en lugar de disparar gratuitamente frases hirientes hacia una profesional del medio, hacia Telecinco, y hacia todas las televisiones en general“.

 

Una presidencia que no tiene precio

Llueve sobre mojado. Este periódico tuvo que soportar una reprimenda, por denominarlo de alguna manera, del Comité Deontológico de la APM. Les adjuntamos, para que ustedes mismos juzguen, el PDF que tiene colgado en su página web la Asociación. La resolución final, la que sigue: A la vista de los razonamientos de la ponencia, esta Comisión de Quejas y Deontología entiende que el artículo titulado “Maurizio Carlotti, de fracaso enfracaso hacia la victoria final”, publicado el 13 de diciembre de 2007 enextraconfidencial.com, conculca los artículos 2 y 13 del Código Deontológico dela FAPE. Asimismo esta Comisión rechaza, al tiempo que deplora, la odiosa insinuaciónque realiza el Sr. Fernández del Amo, de posible “nexo de unión” de losintegrantes de la Comisión con el denunciante Sr. Carlotti”.

 

Pues allá vamos. Algunos medios, entre ellos el diario El Mundo –queréllese Urbaneja-, han especulado y algo más con la posibilidad que la rabieta interesada de González Urbaneja contra Tele 5 podría estar motivada porque su hijo César González es el director de informativos de La Sexta de Roures. Pues que Urbaneja empiece a barrer en su propia casa –es decir, la Asociación de la Prensa de Madrid-, antes que en la ajena. Que por favor, nos explique -entre otras preguntas que en su día le realizamos desde este periódico-, cuánto cobró como asesor de Cortefiel cuando  los dueños de esta empresa, la familia Hinojosa, vendieron sus acciones al fondo CVC siendo presidente de la APM.   

 

 

 

Que ejemplo Urbaneja. Los 30 trabajadores de EFE despedidos aún esperan una respuesta por parte de la APM. Y qué decir de tantos compañeros que, mes a mes, han perdido su puesto de trabajo. Y qué decir de las recolocaciones de la vieja guardia del periodismo que aprueba en la plantilla en la sede Juan Bravo sin dar oportunidad ni a parados ni a becarios ni a recién licenciados. Ya antes de presentar su dimisión explíquenos a los socios de la APM su proyecto frustrado con la FFC de Koplowitz de construir una nueva Cooperativa de Viviendas al estilo de la Ciudad de los Periodistas. Ay que tiempos aquellos de Alejandro Fernández Pombo y Ansón. ¡Váyase señor Urbaneja, váyase!, por el bien de la profesión.   

Gregorio Fernández del Amo