Menú Portada
Posee un chalé en la urbanización "La Finca" de Somosaguas, una vivienda de 230 metros cuadrados en Pozuelo y un apartamento de playa en Menorca

El extenso patrimonio inmobiliario de la presidenta de AFAL, Blanca Clavijo

Julio 13, 2014
pq_929_Blanca-Clavijo-copia-4.jpg

Numerosos son los influyentes contactos que Blanca Clavijo ha mantenido durante su mandato en la presidencia de AFAL con el fin de introducirse en empresas e instituciones tanto públicas como privadas. Desde su amistad con la Fiscal de Incapacidades de Madrid, Nuria López Mora, denunciada ante la propia Justicia por su labor por el sindicato Manos Limpias, pasando por su inmersión en la Fundación Reina Sofía, hasta su buena relación con la senadora de la Rioja, Isabel San Baldomero Ochoa -su introductora política-, que fue incluso entrevistada en el número 23 de la revista AFAL, aunque dicho ejemplar actualmente no está colgado en la web de AFAL. Hay que significar que Blanca Clavijo es natural de Logroño y que desde su llegada a la Fundación AFAL ha amasado un importante patrimonio inmobiliario.

A través de su sociedad mercantil patrimonial Desarrollos Inmobiliarios Sociales y Familiares SL posee una vivienda en la Urbanización “La Finca” de Somosaguas, una Urbanización de elite situada en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón. La sociedad patrimonial pertenece al matrimonio de ella con Rafael Núñez, quien es a su vez socio de KPMG, la multinacional que precisamente audita a AFAL y que, además, cobra una iguala de casi todos los tutelados de AFAL por su intermediación financiera.

La propiedad figura en el Registro de la Propiedad número dos de Pozuelo de Alarcón y consta de planta sótano, baja, primera, segunda y jardín común privativo. Su superficie construida es de 673 metros cuadrados y tiene además cuatro plazas de garaje en el sótano común. Fue comprada en junio de 2009, libre de cargas y gravámenes, y además no tiene hipoteca laguna. En la actualidad una casa similar en la misma urbanización se vende en el portal idelista.com por 2.350.000 euros.

Pero la presidenta de AFAL sigue manteniendo hoy en día la vivienda en la que habitaba con anterioridad situada en la calle Solano, también de Pozuelo de Alarcón. Se trata de un piso de seis habitaciones, dos baños, y dos aseos, con una superficie construida de 230 metros cuadrados. La titularidad exclusiva actual corresponde a Blanca Clavijo por adjudicación en virtud de escritura publica fechada el 10 de abril de 2014 ante la notario amiga de Clavijo que es a su vez la notaria habitual de AFAL, Blanca Entrena Palomero. Es decir, que las fechas de afloración coinciden con todo el escándalo sobre la Fundación AFAL destapado por Extraconfidencial.com. Quizá la explicación a este afloramiento inmobiliario se pueda deber a facilitar la averiguación de la búsqueda de patrimonios de Blanca Clavijo ante posibles responsabilidades futuras, porque no tener nada a su nombre sería muy extraño para la Justicia.

Una vivienda vacacional en Menorca a nombre de otra sociedad

También la presidenta de AFAL disfruta desde el verano de 2005 de una vivienda en la zona exclusiva de Menorca, en Son Parc, en el término municipal de Es Mercadal. Se trata de una zona declarada de Interés Turístico Nacional con fecha de 24 de febrero de 1972. Según el Registro de la Propiedad de Mahón se trata de una vivienda de 92 metros cuadrados más una terraza de 12 metros cuadrados y plaza de garaje. La titularidad corresponde a la sociedad Organización Social y Familiar SL, que no se corresponde con la nueva sociedad patrimonial del matrimonio y quizá sea una forma de ocultar presuntamente este activo. La empresa Organización Social y Familiar se constituyó en el año 2003, siendo administradores solidarios Blanca Clavijo y su marido Rafael Núñez hasta el año 2010, en el que Blanca Clavijo pasó a ser administradora única.

Desde el 18 de marzo de 2011, la sociedad está disuelta por haber sido absorbida por su actual patrimonial, Desarrollos Inmobiliarios Sociales y Familiares S.L. No obstante, la titularidad registral de dicho activo de Menorca permanece aún a nombre de la sociedad disuelta. Normalmente tener propiedades a nombre de una sociedad disuelta favorece mucho la presunta ocultación de bienes.

Estos son, al menos por el momento, las propiedades que se le han podido localizar. Unos datos patrimoniales que ofrece Extraconfidencial.com y que quizá no obren en estos momentos en poder de la Fiscalía Superior de Madrid, que sigue con la investigación abierta sobre las presuntas irregularidades en AFAL, pero sin dar todavía respuesta pública de cómo van.

Juan Luis Galiacho