Menú Portada

El excéntrico alcalde de Oleiros se gasta más de 42.000 euros en un Plan de ahorro energético tras poblar el municipio coruñés de carteles luminosos cargados de mensajes políticos e ideológicos

Noviembre 7, 2016

Ángel García Seoane, Gelo, vuelve a ser noticia por sus disparatadas ideas. La empresa Celso Núñez será la encargada de elaborar el Plan tras hacerse con el concurso de licitación que reunió a ocho aspirantes y se celebró de manera urgente

cartelesoleiros

Ángel García Seoane, más conocido por Gelo, fue elegido alcalde de Oleiros (A Coruña), en 1985 y desde ese día ya no soltaría el cetro de regidor. Su partido, Alternativa dos Veciños, llegó a la alcaldía del municipio coruñés seis años antes -en 1979-, y durante todos estos años los Comicios se han convertido en la crónica de una muerte anunciada para PP, PSOE y BNG. De hecho, en las últimas Elecciones, el partido de Gelo se hizo con el 62% de los votos triplicando a los populares en votos y pasando de 11 a 14 de los 21 concejales de la Corporación.

Parece que a los residentes en Oleiros poco les importan las ideas de bombero que Gelo suele llevar a cabo en su pueblo. Ideas cargadas de contenido político de izquierdas y que suelen elevar a los altares a las figuras internacionales revolucionarias más relevantes del último siglo. Solo así se entienden las calles en honor a Simón Bolívar, José Martí, Che Guevara, Salvador Allende o Dolores Ibárruri. La furia roja de este hombre que formó filas en el Partido Comunista le ha llevado a utilizar recursos municipales con claro interés partidista. En 2004, esta práctica estuvo a punto de desencadenar un conflicto hispano-israelí cuando los paneles recogían la siguiente frase que fue censurada por el Gobierno español: “Paremos a la bestia. Sharon asesino. Stop a los nuevos nazis”.

Gusto por las excentricidades y el populismo

Ahora, doce años después, Gelo le ha vuelto a coger gusto al uso indebido de los carteles luminosos y ya ha deleitado a los ciudadanos de Oleiros con dos nuevos mensajes. Primero, en clara alusión a los atentados perpetrados por Daesh en Europa, los paneles coruñeses rezaban “Gobiernos de Occidente. Gobiernos terroristas”. Más tarde, en julio del presente año, los carteles reflejaban la famosa foto de Aznar, Bush y Blair, tomada en las Azores en marzo de 2003, unos días antes de la invasión de Irak a la que acompañaba esta reseña: “De aquellos polvos vienen estos lodos”.

Curioso es que ahora, tras este dispendio para poner en funcionamiento los paneles luminosos del Ayuntamiento, el consistorio se saque de la manga un Plan de ahorro energético. Está pensado para el Parque Comercial de Iñás II, situado a los pies de la Nacional VI. El Parque Comercial Oleiros consta de 21.363 metros cuadrados de superficie en tres niveles y cerca de 800 plazas de aparcamiento público gratuito.

La encargada de diseñar el Plan será la empresa Celso Núñez, especializada en montajes e instalaciones eléctricas y que tiene su domicilio social en la aldea vecina de Cambre. En total, la empresa coruñesa ingresará 42.107,67 euros por un contrato de un mes de duración y por ser la oferta mejor evaluada después de aplicar los criterios de adjudicación de un concurso que ha tenido ocho aspirantes.

El procedimiento, además, se ha ejecutado de manera urgente. Desconocemos los motivos que han llevado al alcalde de Oleiros a acelerar de tal manera un proceso para establecer un Plan de ahorro energético en el Centro Comercial del municipio, tras ocho años -el parque abrió sus puertas en noviembre de 2008-, despilfarrando energía.

Puede ser que Gelo, crea estar por encima del bien y del mal en Oleiros. Quizá, esa extraña confianza se la otorgue la comodidad de regir al Ayuntamiento más rico de toda Galicia como lo demuestra la mayor renta per cápita de la Comunidad de Galicia (casi 35.000 euros al año). Cuesta abajo, todos los Santos ayudan.

Doinel Castro