Menú Portada
Óscar Ruiz asegura que recibió una llamada telefónica amenazante del actor

El ex secretario de Andrés Pajares le denuncia por presuntas amenazas de muerte

Marzo 28, 2008

Andrés Pajares no atraviesa uno de sus mejores momentos. De nuevo protagoniza un sonado escándalo, esta vez relacionado con varios comentarios publicados en su página web. Además, su secretario asegura tener miedo.

pq_484_andrespajares.jpg

Está en el ojo del huracán y no precisamente porque protagonice un nuevo éxito cinematográfico. Andrés Pajares arremete duramente en su blog (www.andrespajares.es) contra todos sus enemigos. El periodista Jesús Mariñas, a quien acusa de ser la vergüenza de todos los homosexuales, o su último secretario Óscar Ruiz, a quien dedica un comentario en el que le da por muerto, son algunas de sus víctimas. Pese a todo, sus duras palabras han provocado un aluvión de críticas en el seno de su familia. Hay quienes continúan con la boca abierta ante la verborrea desmedida de un Andrés Pajares que no parece dispuesto a dejar títere con cabeza en su aventura cibernética. Sin embargo, el asunto va a traspasar las fronteras de la Red. Óscar, ex secretario del Pajares, le ha interpuesto una denuncia por un presunto delito de amenazas. Según su testimonio, el actor le telefoneó insistentemente y le espetó que terminaría con su vida. Pese a que en un principio no le dio demasiada importancia, lo cierto es que Ruiz se empezó a preocupar cuando vio colgada su “esquela imaginaria” en la pagina oficial de Andrés Pajares. De momento, el actor asegura estar dedicándose a escribir la que será su próxima obra de teatro: “Ahora sólo quiero redactar y estudiar” me espetó hace algunos días, en unas declaraciones concedidas a la revista Qué Me Dices.
 
Una visita imaginaria
 
Y, mientras todo esto ocurre, su hijo Andrés Burguera, que como contamos en exclusiva hace algunos días estudia la posibilidad de solicitar la incapacitación de su padre, visitó hace algunos días el domicilio del actor. Pese a que era consciente de que aquella mañana su padre no estaba en casa y que no podrían dejarle pasar sin su consentimiento expreso, Andresito optó por cumplir con su promesa televisiva para poder demostrar públicamente que su padre le repudia. Burguera, aparentemente afectado, apartó las lágrimas de plástico que se deslizaban por su rostro y sonó fuertemente su nariz antes de regresar a casa. Parece no recordar aquellas noches de verano en las que hacía inadmisibles burlas del estado anímico de su padre: “quitaros de en medio, que mi padre se va a tirar por la ventana” repetía incansablemente cada vez que paseaba cerca del domicilio de Pajares. Incomprensiblemente, Andrés no dudaba en pronunciar semejantes palabras pese a la presencia de periodistas y rostros más que populares. Cuestión de estilo.
 
Por Saúl Ortiz