Menú Portada
En ese año, Alfredo Prada, ex consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, amplió el contrato para la gestión de un centro juvenil

El ex presidente de Telemadrid, Álvaro Renedo, y su socio, Germán Yanke, facturaron 150.000 euros en 2007 por diferentes estudios de delincuencia juvenil a la CAM

Abril 23, 2012

Las empresas de los propietarios de Estrella Digital, gestionaron el negocio a través de la Asociación GINSO

Una de las sociedades, Inver-Eleto SL, amplió su objeto para incluir además de las actividades inmobiliarias la gestión de medios de comunicación, así como el asesoramiento en materia de comunicación integral e información

El contrato firmado por el ex Consejero para la gestión del centro de Brea de Tajo condicionó a la Comunidad de Madrid por 15 años


Como venimos informando en pasadas ediciones, Álvaro Renedo, el principal ejecutivo que controla el periódico Estrella Digital a través de la sociedad Fain Viejo SL, junto a Germán Yanke,ha demostrado una gran habilidad para manejarse en lo público y privado, más cuando ha pasado por distintos cargos de relevancia. Procurador de las primeras Cortes de Castilla-León, fue diputado de la Asamblea de Madrid en las VI y VII legislaturas, llegando al cargo de presidente del Consejo de Administración de Telemadrid entre 2003 y 2007.

Pero también ha hecho carrera en el sector del Turismo, donde figura como miembro del Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo del Estado (actualmente integrado en el Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado), desempeñando  puestos de consejero de Turismo en San Francisco, Roma, Japón, Nueva York y Los Ángeles. Actualmente, desde el año 2010, ocupaba el cargo de consejero de Turismo en México, algo que llamó mucho la atención ya que según distintas fuentes dejó la Oficina de Turismo de Los Ángeles en quiebra.

Negocios injustificables

Pese a estos antecedentes, Renedo y su socio Yanke no han dejado de hacer negocios privados con sociedades antiguas como Inver-Eleto SL, y con otras nuevas. Y lo más curioso, alejados de los objetos sociales originales de estas empresas.

Así, el 12 de febrero de 2007, Álvaro Renedo, como representante de la sociedad Inver-Eleto SL, firmaba un contrato con la Asociación para la Gestión de la Integración Social (GINSO) por el que contrataba los servicios de la sociedad para la realización de un “completo estudio del nivel y tasas de la delincuencia de la Unión Europea en comparación a la situación en la Comunidad de Madrid” por 48.000 euros, IVA no incluido.

El 26 de octubre de ese mismo año, se firmaba otro contrato entre GINSO e Inver-Eleto SL, en este caso, para un “estudio de los niveles de reinserción laboral” por 19.000 euros, con un contrato también firmado por Álvaro Renedo. Lo curioso, es que este contrato se rubricaba al día siguiente de que Inver-Eleto SL facturara el primero de ellos, el 25 de octubre, mientras que este segundo se facturaba menos de dos meses después de la firma, el 19 de diciembre.

De sociedad inmobiliaria a… gestora de medios

Lo curioso es que Inver Eleto SL, nació como sociedad inmobiliaria en Burgos en 1999 (posteriormente trasladó su domicilio social a Madrid); de hecho, su objeto social es “la promoción, construcción y explotación de fincas urbanas y rústicas en régimen de venta o arrendamiento la realización, desarrollo y ejecución de toda clase de proyectos técnicos, de ingeniería y arquitectura”, pero lo amplió para cubrir la compraventa y gestión de medios de comunicación, así como el asesoramiento en materia de comunicación integral e información. La empresa cuenta actualmente con 3,27 millones de euros en activos.

Pero no es la única sociedad. Entre ambos contratos actúo la empresa Fain Viejo SL, la misma con la que Renedo, junto a Germán Yanke, tomó el control de Estrella Digital. Así, el 19 de julio de 2007, el propio Yanke firmaba un nuevo contrato como representante de Fain Viejo con GINSO en la cual Fain Viejo aportaba su “experiencia profesional y un elenco cualificado de especialistas”, algo más que llamativo cuando la sociedad se había constituido ni cuatro meses antes, el 30 de marzo de 2007.

En este caso el estudio versaba sobre “las medidas de internamiento judicial y la edad de los menores en el ámbito de la Unión Europea”, y el precio que se facturó en noviembre se elevó a los 45.000 euros más IVA. La factura se presentó el 9 de noviembre pero no fue la única. Días más tarde, el 26 de noviembre, Fain Viejo SL facturaba otros 38.000 euros por otro estudio, en este caso sobre “modelos empresariales en el ámbito de la Unión Europea vinculados a la reinserción social de menores en régimen de internamiento judicial”. En total, entre las dos empresas, facturaron 4 contratos por un valor de 150.000 euros.

GINSO y el convenio con Alfredo Prada

Mientras, en ese mismo año, Alfredo Prada Presa, entonces consejero de Justicia e Interior y presidente del Consejo de Administración de la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, firmó el 3 de mayo una  adenda de contrato con GINSO, que tiene como referencia el convenio firmado poco más de un año antes, en marzo de 2006. En éste, se acordaba la gestión del Centro de Menores de Brea de Tajo con 130 plazas, que construía GINSO comprando 3 parcelas.

Como contraprestación a su construcción y gestión, GINSO cobraba  el coste plaza/día pagadero por mes vencido, durante 15 años. El coste plaza/día se fijó en 225 euros, fijándose en 210 euros para las plazas reservadas, por los 15 años, pero eso sí, actualizándose cada ejercicio con la subida del IPC.

En el nuevo acuerdo, de mayo de 2007, apenas dos meses desde que el Centro de Brea de Tajo estuviera en pleno rendimiento, se aumentó su capacidad otras 88 plazas, hasta las 218, adquiriéndose otras cuatro nuevas parcelas, manteniéndose el precio; es decir, que el centro a pleno rendimiento facturaría más de 1,3 millones de euros mensuales, más de 6.300 euros por plaza.

Unas cifras espectaculares que desde luego permiten la contratación de estudios tan costosos.