Menú Portada
El Juzgado de lo Penal nº 5 de Madrid impone al conocido periodista 5.000 euros de indemnización y una pena de once meses de multa a razón de treinta euros diarios, unos 10.000 euros más

El ex director de La Gaceta, Carlos Dávila, y el Grupo Intereconomía condenados por injurias al Juez Pedraz al llamarle “cabrón” y “es un personaje que da vergüenza”

Junio 13, 2013
pq_934_carlosdavila.jpg

El Juzgado de lo Penal nº 5 de Madrid ha condenado al periodista Carlos Dávila Pérez de Camino, que fuera director de La Gaceta de Los Negocios, y con responsabilidad solidaria del Grupo Intereconomía Corporación propietario de dicho periódico y de Intereconomia TV, por un delito de injurias graves con publicidad contra el magistrado del Juzgado Central nº 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz Gómez. Entre otros calificativos que contra el juez Pedraz se vertieron en el programa “El gato al agua” de Intereconomía TV destacan el de “cabrón”, “a mi este tipo me avergüenza” y “me da vergüenza que este tipo este en la Audiencia Nacional”.

La sentencia de diez páginas, a la que ha tenido acceso Extraconfidencial.com, es muy dura contra el periodista que fuera alto cargo del Grupo Intereconomía, cuyos delitos por injurias graves están tipificado en el artículo 208 del Código Penal. La sentencia 00231/2013 es muy clara en su contenido final al condenar al periodista como “autor penalmente responsable de un delito de injurias graves con publicidad a la pena de once meses de multa a razón de una cuota diaria de treinta euros”, con responsabilidad penal subsidiaria en caso de impago (unos 10.000 euros). Además le impone el pago al juez Santiago Pedraz de una indemnización de 5.000 euros más los intereses procesales que se devenguen desde la presente sentencia; así mismo le condena a divulgar a su costa la sentencia, como al pago de las costas procesales originadas, incluidas las de la acusación particular.

La sentencia, que no tiene desperdicio alguno, indica entre otras cosas lo siguiente:

 

El Ministerio Fiscal, representado por Emilia Lamela, ha sido muy duro contra la actuación profesional y diligencia del ex director de La Gaceta y ex alto cargo del grupo Intereconomía. Incluyéndose en la sentencia párrafos de fundamentos como éste, muy en contra de la actuación de Dávila:

 
 

La sentencia afirma además en su punto segundo de fundamentos de derecho que los hechos se declaran probados y que sólo tratan de ofender públicamente al magistrado de la Audiencia Nacional:

 
 

Ahora, todavía cabe el recurso de apelación por parte del periodista Carlos Dávila, a quien de entrada con esta sentencia se ha puesto su labor profesional muy en tela de juicio, como puede observarse con la lectura de este párrafo: