Menú Portada
Paso de la sociedad Constramat a Onlae Consulting vinculada a las mismas personas

El Estado permitió el cambio de titularidad de la web onlae.com sin ejercer ninguna medida en contra

Enero 7, 2009

Constramat  y su administrador ha perdido demandas por apropiación de propiedad intelectual de Caixa Laietana, Caixa Girona, Ibersecurities, Banco Zaragozano e Ibersecurities entre otras
Con el traspaso a Onlae Consulting se busca relacionar la propiedad de dominio con el nombre de la empresa
En 2005 ya estuvo bloqueado el acceso a la página web
La dejadez de Loterias y Apuestas del Estado permite que gracias al enorme trafico de esta web


Hace casi cinco años, en marzo de 2004, la Organización Mundial para la Protección de la Propiedad Intelectual (OMPI) decidió transferir la titularidad de los dominios “bancozaragozano.net” y “ bancozaragozano.org” al entonces Banco Zaragozano (hoy comprado por Barclays Bank)  por considerar que los que los habían registrado no tenían derecho alguno sobre ellos.
Los dos nombres fueron registrados conjuntamente por la empresa Constramat, con domicilio social en Huesca y dedicada a la venta de materiales de construcción y a la prestación de servicios de transporte por medio de grúa, y por el ciudadano Fernando Labadía Pardo residente en la misma provincia española, el Centro de Arbitraje y Mediación consideró que el registro de esos nombres “no responde a una ´coincidencia desafortunada´, sino a una voluntad expresa” de usurpación de esos dominios. Según reflejo la OMPI, Labadía Pardo tenía “antecedentes” en otros casos de apropiación de nombres de dominio relacionados con las entidades financieras españolas Banco Urquijo, Caixa Girona y Unicaja, que le fueron retirados, y rechazó responder a la petición del citado Centro de Arbitraje y Mediación. En estos años se han unido otras demandas, como la que interpuso Caixa Laietana en 2007, todas ellas con idéntico resultado, el demandante no hace ninguna alegación y la empresa recupera sus dominios robados, pero en todos estos años el Estado no ha movido ni un dedo para subsanar esta situación, si no todo lo contrario.
El dominio que era propiedad de la empresa Constramat fue traspasado en noviembre de 2004 (pocos meses después de la demanda del Banco Zaragozano) a la empresa Onlae Consulting, en una maniobra clara que intenta ligar el nombre del dominio con el de una sociedad de denominación coincidente. Igualmente el domino www.onlae.com se redirige a la página de Loterias y Apuestas del Estado mientras que la estrategia anterior las direcciones “robadas” se redirigían a webs de juegos como la web del casino en línea “Video Poker Classic” a cambio de una remuneración económica.
Aun así parece mentira que los poderosos servicios jurídicos del Estado no hayan presentado una rápida demanda de arbitraje contra unas personas de amplios antecedentes y con una gran jurisprudencia: así  la adopción del nombre de dominio onlae.com impide incuestionablemente al titular  reflejarla como dominio en los niveles .com y la adopción de otros muchos nombres de dominio por el demandado, probada en muchas sentencias y documentadas por demandantes, correspondientes a marcas que pudieran considerarse notorias, siéndolo adicionalmente muchas de ellas en el ámbito bancario, deja patente la conclusión de que el registro de los nombres no ha sido casual o esporádico, sino consecuente con una línea continuada de actuación.
En este momento el Estado permite que el acceso a través de www.onlae.com dependa de la voluntad de los poseedores del dominio, ya en 2005 se podría ver en diferentes páginas web como el dominio estuvo bloqueado temporalmente. Algunas empresas utilizan ese truco: secuestran un dominio y lo redirigen durante años a la página correcta, o a la competencia.  Ahora bajo onlae.com sigue apareciendo el contenido de la página oficial (onlae.terra.es) pero redirigida desde un frame (marco) sobre el que aparece publicidad contextual de Google AdSense. Es decir que gracias a la dejadez del Estado, se generan miles de visitas, 175.000 mensuales según Nielsen, que generan pingues beneficios al “usurpador”.