Menú Portada
El retorno a los mandos directivos de Ron Dennis puede crear el germen de su recuperación

El equipo que se va a encontrar Fernando Alonso en McLaren

Noviembre 9, 2014

Si los japoneses dan con la tecla y la escudería británica consigue adaptarse rápidamente a su nuevo motor, es muy posible que el asturiano pueda tener chance para luchar por el título del año entrante


El fin del mundo ha llegado para el asturiano; el fin del mundo rojo, claro. Tras intentos por moverse de donde está a otros sitios más apetecibles como Mercedes o incluso Red Bull, todo va tomando forma y es muy posible que en días se haga oficial lo que es uno de los secretos peor guardados de la historia de este deporte: Fernando Alonso volverá a McLaren. Tras cinco años huérfanos de títulos a pesar de un excelente desempeño al volante, se trata de un intento de sacar rendimiento a su tarea, resultados negados durante su paso por Ferrari y equipo del que necesita huir si lo que quiere es alcanzar su deseado tercer título.

Del equipo que se va a encontrar tampoco se puede decir que sea una bicoca. Juntamente con Ferrari, los británicos han marcado un triste record: a dúo, hace más de 32 años que ninguna de las dos formaciones han logrado una sola victoria durante toda la temporada. El segundo equipo más laureado de la historia utiliza los mismos motores que el líder, Mercedes, pero no obtiene los mismos réditos que su proveedor, lo que apunta a dos posibles razones.

El retorno de Ron Dennis, ¿el germen de la recuperación?
 
La marcha de Vodafone a finales de 2013 como patrocinador de bandera sustrajo de sus cuentas una cifra que ronda los 60 millones de euros, una cantidad que supone un bocado de alrededor de una cuarta parte de su presupuesto anual. Es mucho, y eso se nota. Durante 2014 la epidermis de sus coches ha estado más vacía que nunca en el plano patrocinatorio, y de vez en cuando asomaban tímidamente adhesivos en carreras puntuales. De esa anemia financiera es obvio pergeñar que sus resultados no fueran los óptimos. Por otra parte, su estructura requiere una revisión intensa tras haber sido dirigida durante cuatro años poco fructíferos por el ahora despedido Martin Whitmarsh. La llegada del francés Eric Boullier y el retorno a los mandos directivos de Ron Dennis pueden crear el germen de su recuperación.

Pero el verdadero motor de ese posible resurgir bien podría estar impulsado precisamente por eso, por sus motores. Al constructor japonés Honda siempre le fue como motorizador, especialmente cuando se unió a McLaren. No en vano, aún se recuerdan con verdadera pasión los años triunfales del brasileño Ayrton Senna junto a este binomio. El astro de Sao Paulo sigue vendiendo tantas camisetas en el país del sol naciente como los pilotos actuales. Curiosamente, Japón es el país favorito de Fernando Alonso, y Senna es su piloto histórico de referencia.

La clave: el ERS

Honda ha comprendido que hacerlo todo -coche y motores-, es complicado y lo de casarse con la escudería que más triunfos le ha proporcionado era la mejor opción. Para ello ha puesto toda la carne en el asador y en lugar de encargar todo el desarrollo a una contrata se han encargado de crear su ingenio en la sede central de desarrollo y proyectos más delicados en Japón. A pesar de que lleven un año de retraso es fácil pensar que todos los datos del motor Mercedes que ha usado este año McLaren están en poder de los nipones; no así los misterios de sus entrañas, algo que sus creadores han sabido guardar con toda seguridad. Es seguro que el fabricante germano manipula sus interioridades, pero no escapa a nadie que hay cientos de datos compartidos y “abiertos” del tipo régimen de giro, curvas óptimas de funcionamiento, o la clave de todo: el funcionamiento de su parte eléctrica, el llamado ERS o sistema de regeneración energética, una asignatura que se sabe es el puntal del éxito de este propulsor y que ni Renault ni Ferrari han sabido optimizar como los germanos.

Se sabe que Mercedes lidera el escalafón de potencias con unos 40-50 caballos más que los italianos, que a su vez tienen unos 20-30 más que Renault. No hay datos concretos de las potencias de cada uno pero es fácil sospechar que deben ser unos 790, 750 y 730 por ese orden en un cálculo a ojo de buen cubero. La actual reglamentación limita el desarrollo de ciertas piezas de una temporada para otra y las restricciones del consumo obligan a obtener caballería extra de la sección eléctrica (y no de la térmica), Honda está tremendamente centrada en esta materia, campo en el que tienen cierta experiencia aplicada en coches de calle desde hace años. De Mercedes se sabe que las evoluciones permitidas con miras a 2015 tienen guardados en un cajón entre 40 y 50 caballos extra que pueden sumar a los ya existentes.

El motor Honda, quizás, podría alcanzar los 875 caballos
 
El rumor que nos llega desde Japón es que de manera puntual y en condiciones muy concretas el motor Honda puede alcanzar los 875 caballos. De ser capaces de alcanzar (y mantener), esa cota, estarían a la altura de plantar cara a los futuros propulsores germanos previstos para 2015. Pero no sólo con músculo se ganan carreras sino con un monoplaza capaz de transmitir toda esa potencia al suelo. Prueba de ello es que la propia McLaren o Force India utilizan prácticamente los mismos motores del equipo Mercedes y sus resultados son mucho peores.

Si los japoneses dan con la tecla y McLaren consigue adaptarse rápidamente a su nuevo motor, es muy posible que Alonso pueda tener chance para luchar por el título del año entrante. Si el acúmulo de puntos desde que empiece la temporada y hasta verano es escaso, el proyecto será difícilmente variable y pasará a ser con vistas al medio y no al corto plazo… y el rumor insistente es que el asturiano ha firmado con el equipo inglés por dos años con opción a un tercero.

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, pero Terminator II y la segunda parte de Star Wars fueron mejores que las primeras. Robots asesinos y espadachines espaciales. Veamos si entre todos son capaces de que el samurái de Oviedo interprete un guion a la altura.

 
José M. Zapico
@VirutasF1