Menú Portada
Aunque por el momento el Juzgado de Instrucción nº 4 de Cuenca continúa con la tramitación de las diligencias judiciales

El Director de ING logra un acuerdo previo con la familia del ingeniero que mató durante una cacería para cerrar el caso

Febrero 8, 2011

Iñigo de Churruca y Bonilla quiere evitar así cualquier tipo de posibles responsabilidades penales


El mundo de la caza vuelve a estar de luto. El pasado fin de semana dos hombres de 65 y 51 años fueron alcanzados por disparos fortuitos realizados por sus compañeros de batida en la provincia de Castellón. El primero perdía la vida en Alcudia de Veo cuando se encontraba entre la maleza y fue alcanzado por un disparo cuando participaba en una cacería de jabalíes. El segundo, en la partida Masía Coronel, fallecía cuando subía al coche de un compañero y la escopeta de éste se disparó fortuitamente.

Estos dos trágicos accidentes se suman al adelantado por este periódico en ediciones anteriores. Iñigo de Churruca y Bonilla, director general de Banca Corporativa y de Inversión de ING BANK España, ha llegado a un acuerdo previo con la familia del ingeniero, Francisco Dorado, un personaje muy conocido dentro del mundo de caza, al que apodaban El Golden, en alusión a su apellido, y que resultó muerto durante una cacería celebrada el pasado mes de diciembre en un pueblo de Cuenca por un disparo de Churruca. De esta manera, según fuentes de la investigación, quiere cerrar el caso de la manera más rápida posible y evitar así cualquier tipo de posibles responsabilidades penales.

 

Continúan las diligencias judiciales 

 

Por el momento, el Juzgado de Instrucción nº 4 de Cuenca continúa con la tramitación de las diligencias judiciales y el juicio tendrá que celebrarse, a pesar de este previo acuerdo inicial. El titular de este Juzgado ya ordenó en su día la reconstrucción del accidente y, además, en el atestado levantado por la Guardia Civil se tomó declaración a más de una docena de testigos que se encontraban en la finca “Fuente Ruz” aquel fatídico día y por el que el director de ING Bank España fue detenido y acusado de un presunto homicidio con imprudencia grave. Algunos de los testigos tienen incuestionable relevancia empresarial, ya que son consejeros de importantes empresas españolas.

En su declaración judicial, a la que tuvo acceso Extraconfidencial.com, el director de ING afirmó que él creyó disparar a un animal, en concreto a un cochino, pero que al no oír ningún ruido se acercó hacia el lugar y se encontró el cuerpo de un hombre sobre una roca. Ya en su día la mujer del fallecido, Pilar Banús, no quiso hacer declaraciones al respecto a este periódico. Y por parte de su abogado, José María Girón, se comunicó que preferían guardar silencio e intentar que el caso pasase desapercibido.

 

El director de ING y la familia del fallecido gozaban de una buena amistad. Lo más llamativo es que Churruca y Bonilla disponía de la póliza de seguros de accidentes más baja del mercado, la básica (unos 20 euros), y que, además, no tenía firmado el original. Ahora todo indica que quiere cerrar el caso y el suceso de la manera mejor y más rápida posible, aunque no va a poder evitar la celebración de la vista oral.

 

Juan Luis Galiacho