Menú Portada

El Diputado Foral de Guipuzcoa por el PNV, Markel Olano, bajo la sospecha de la Justicia por la defraudación en la Real Sociedad

Septiembre 23, 2016
olano

Hace tan solo unos días se destapaba el patrimonio acumulado por el político  del PNV, Markel Olano, actual Diputado Foral de Guipúzcoa. Olano llegó a su cargo en el año 2007, donde estuvo hasta el año 2011, volviendo al cargo con la llegada del PNV al poder en las pasadas elecciones autonómicas. Ahora, Olano acaba de declarar que atesora 5 viviendas (una menos que la de su predecesor Jon Jáuregui forzado también a dimitir precisamente por un caso similar de ocultación de bienes por difícil justificación de su procedencia). Las viviendas y locales se materializan además en cuatro garajes, dos trasteros, una finca y un terreno con manzanos.

En la declaración de bienes e intereses publicada en el Boletín Oficial de Guipúzcoa, Markel Olano, acumula un total de 13 activos aquí detallados, lo que ha sembrado serias dudas ya que sus únicos ingresos han sido aparentemente como político. Así posee: una vivienda al 100% de participación con un precio de adquisición de 372.000 Euros; otra segunda vivienda al 67% con un valor de 147.400 Euros; una tercera vivienda en propiedad al 33% con un valor de 80.000 Euros; una casa adquirida al 20% por 72.000 Euros.; y una quinta, y última vivienda, con un valor catastral de 6.666 Euros.

Este patrimonio aflorado que acumula el diputado del PNV, Markel Olano, recambio del PNV tras dimitir Jon Jáuregui, ha hecho saltar todas las alarmas en el partido que lidera Iñigo Urkullu dada su casi nula capacidad para justificar su procedencia.

Su imputación en el caso de La Real Sociedad

No olvidemos que este político y alto dirigente del PNV se halla imputado por la presunta corrupción del concurso de la Real Sociedad de Fútbol, S.A.D. La denuncia interpuesta contra él, que lleva el Juzgado de lo Penal nº 5 de Donostia, advierte que este político del PNV contribuyó presuntamente a la creación, mantenimiento, ocultación y desarrollo de sociedades en paraísos fiscales, como Panamá con el despacho Fonseca – Mossak ya tan famoso, Holanda o Suiza, en beneficio de las arcas del equipo donostiarra y numerosos de sus empleados y futbolistas. Es decir, se trata de la investigación de un supuesto destape de 68 millones de euros de pasivo oculto, un hipotético fraude fiscal masivo a las arcas de la Hacienda Foral de Guipúzcoa que el propio Olano regía.

Por eso, Markel Olano ha sido llamado por la Jueza de Instrucción de lo Penal para testificar el próximo mes de octubre como imputado por los delitos de prevaricación, falsedad documental, estafa procesal y administración desleal.

Como consecuencia de ello, su propio partido el PNV ha decidido retirarlo de la primera plana política al objeto de que no erosione la visión ó imagen del partido que tiene el ciudadano guipuzcoano de cara a las próximas elecciones de este próximo día 25 de septiembre.

Según fuentes próximas al propio Olano, éste insiste en que no ha recibido todavía notificación alguna, cuando ésta le llegó en Mayo de 2015, y él entretanto se esconde, evitando apariciones en ruedas de prensa y apariciones públicas en Juntas Generales de Guipúzcoa, en aras a conseguir minimizar el impacto mediático hasta que pasen las elecciones al parlamento vasco de este domingo 25 de Septiembre.

Una historia vinculada a la Real Sociedad

Recordemos un poco los hechos acaecidos en el pasado más reciente en el club donostiarra y que ahora investiga el Juzgado nº 5 de Donostia – San Sebastián, con implicación de jueces de lo mercantil, administradores concursales, políticos del PNV y funcionarios de la Hacienda de Guipúzcoa, muchos de ellos ya imputados en sede judicial, como anticipó nuestro periódico.

Fue el 7 de Julio de 2008 cuando se convocó un concurso de acreedores de la Real Sociedad, aflorándose un pasivo o deuda oculta de 68 millones de euros, según el “due diligente” realizado por Ernst & Young. Ese mismo Julio de 2008, el juez de lo mercantil de San Sebastián, Pedro Malagón, nominó a los administradores concursales Cristobal Mañero, Jesús San Martín y Antxón Ibargutxi, éste en representación de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

El juez Pedro Malagón y los 3 Administradores Concursales taparon presuntamente de manera intencionada todo el fraude destapado por la due diligence de Ernst & Young y culparon al ex presidente Iñaki Badiola del concurso de la Real Sociedad por incumplir el presupuesto (cuando Iñaki Badiola nunca tuvo presupuesto; sino que el mismo era el presupuesto de María de la Peña, anterior presidenta de la Real Sociedad). Como resultado se inhabilitó a Iñaki Badiola para administrar dos años empresas.

Ahora, 8 años después, estos mismos administradores concursales junto al juez Malagón aparecen investigados por delitos tales como prevaricación, administración desleal, estafa procesal y falsedad documental, en un hecho sin precedentes en los concursos de acreedores en todo el territorio español, al haberse destapado que escondieron hechos tan graves como todas las sociedades creadas en paraísos fiscales como Panamá en colaboración con el despacho Fonseca – Mossack generando un fraude masivo a la Hacienda Guipuzcoana.

Fue en la Junta de Accionistas de 20 de Diciembre de 2008, cuando los paquetes de control accionarial (5 familias vascas que controlan el 32% de las acciones) se unieron en torno al actual presidente Jokin Aperribay, éste aupado por la Diputación Foral del Partido Nacionalista Vasco con Markel Olano a la cabeza. Se daba el caso, como ha publicado Extraconfidencial.com, que la familia Aperribay desde el 2005 al 2011 recibía un supuesto trato de favor del PNV por medio de las Sociedades para la Promoción Empresarial (SPEs), cuyos presuntos urdidores de dichos montajes fiscales de defraudación masiva eran los despachos Cialt y Sunion de Angel Oyarzun, Vicepresidente de la Real Sociedad y José Luis Martínez, asesor del consejo en el concurso de la Real Sociedad de Fútbol,S.A.D.

Paralelamente, la Diputación Foral de Guipúzcoa de Markel Olano concedió las subvenciones que debían haber dado al consejo de Badiola, y por duplicado al consejo de Aperribay entrante. Adicionalmente se le concedió una demora en el pago de la deuda por impuestos a 30 años; se dejaron prescribir sanciones y deuda por IVA; y se produjo el hecho más grave de todos, al meter en el cajón el informe de delito de la propia inspección de la Hacienda Foral de Guipúzcoa, algo que por si mismo supone una demostración de la impunidad con la que se manejaba el propio Markel Olano del PNV. Ese hecho es el que ha llevado al todavía Diputado General de Guipúzcoa a estar actualmente imputado por prevaricación.

sentencia3
Sentencia condenatoria a Jokin Aperribay

La querella

En tiempo y forma, el ex presidente Iñaki Badiola se querelló el 8 de mayo de 2015 contra Markel Olano, y además contra Peio González, Diputado de Hacienda, Pedro Ruiz de Azúa, Director de Hacienda, Iñaki Galdós, Diputado de Deportes, y Coro Pereiro, Subdirectora General de Inspecciones de la Hacienda Foral de Guipúzcoa.

Ahora, la jueza Silvia Villanueva Hormías, titular del Juzgado de lo Penal Nº 5, imputa a todos ellos por un delito de prevaricación y falsedad documental. Solicitó una fianza de 80.000 euros a Iñaki Badiola por su sueldo en la Real Sociedad, quizá confundiendo la jueza que el único presidente que tuvo sueldo en la Real Sociedad fue José Luis Astiazarán, hoy vicepresidente de la Real Federación Española de Fútbol bajo las órdenes de Ángel María Villar. El fiscal rebajó posteriormente la petición de fianza a 10.000 euros y la Audiencia Provincial dictaminó que por ahora procede una fianza de 20.000 Euros, que ya ha sido aportada.

Iñaki Badiola se querelló también contra los Administradores Concursales en abril de 2014. Fue el 4 de Mayo de 2016 cuando la Audiencia Provincial de Guipúzcoa se reunió para decidir finalmente imputar a los Administradores Concúrsales Cristobal Mañero, Jesús San Martín y Antxón Ibargutxi junto al juez Pedro Malagón por los delitos de prevaricación, administración desleal, falsedad documental y estafa procesal; delitos todos ellos que no habrían prescrito dado que la querella criminal penal se interpuso en tiempo y forma debida desde el cierre del concurso de acreedores de la Real Sociedad de Fútbol, S.A.D.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho