Menú Portada
Estuvo ocho temporadas en la escudería alemana, pero sus entradas y salidas hacia Sauber o HRT con el afán de correr no sentaron bien a Ron Dennis, accionista y mandamás en Woking

El destino lógico de Pedro de la Rosa es acompañar a Alonso en McLaren

Diciembre 21, 2014

El piloto catalán sólo ha pisado el pódium de la mano de McLaren, cuando en sustitución de un lesionado Juan Pablo Montoya tuvo acceso como piloto suplente a uno de los mejores monoplazas de la temporada. Pedro no falló y acabó segundo, muy por delante de su compañero Kimi Raikkonen


No sólo es uno de los desempleados más veloces del planeta sino también uno de los pilotos de pruebas más cotizados de todo la Fórmula 1. Pedro de la Rosa acabará su contrato con Ferrari al acabar el año y quedará -técnicamente hablando y hasta que no se anuncie otra cosa-, en paro, algo que el catalán se toma con filosofía y bromea: “Estoy acostumbrado a comerme el turrón de Navidad sin saber lo que voy a hacer el próximo año”.

Con un currículo deportivo único en el automovilismo deportivo, y un encadenado de títulos difícilmente igualable en los escalones previos a la Fórmula 1, nunca tuvo un coche que le llevase a lo más alto. El de Cardedeu ha vestido el uniforme de Jordan, Arrows, Jaguar, McLaren, Sauber, HRT y Ferrari. Sólo ha pisado el pódium de la mano de McLaren, cuando en sustitución de un lesionado Juan Pablo Montoya tuvo acceso como piloto suplente a uno de los mejores monoplazas de la temporada. Pedro no falló y acabó segundo, muy por delante de su compañero Kimi Raikkonen, algo que sorprendió tanto a su equipo como a él mismo. Al acabar la prueba deambulaba por el paddock de Hungaroring aquel 6 de agosto de 2006 sin saber muy bien que hacer pero con una enorme sonrisa dibujada en su rostro.

De la Rosa, una de la condiciones de Alonso para fichar por McLaren

Tras dos años de arduo trabajo en la convulsa escudería Ferrari, los italianos han anunciado que pierden a este puntal, con un trabajo menos mediático y vistoso que el otro test-driver del equipo, Marc Gené, pero según los cercanos tremendamente importante porque es el encargado de comparar, trabajando de manera muy directa con Fernando Alonso, las similitudes y disparidades de los datos recabados en pista con el avanzado simulador existente en Maranello. De la Rosa tiene un acuerdo con Antena3TV desde hace años para comentar las carreras, pero en la mayoría de ellas esta temporada, sus intervenciones en los previos presentados por Antonio Lobato, su conexión era vía satélite desde un improvisado plató en las instalaciones italianas. Sencillamente, Pedro estaba corriendo virtualmente al tiempo que lo hacía su jefe de filas, desentrañando fallas y aciertos para hacer más veloz su rojo monoplaza. Tan cercana y complementaria ha sido el trato en el plano profesional, que en alguna ocasión, ambos corredores han intercambiado sus papeles y, durante pruebas de desarrollo, ha sido el asturiano el que se ha quedado en Maranello, para que pilotase el coche sobre el asfalto el catalán.

De esta intensa relación y conocedores, ambas partes de su fácil comunicación, se deduce algo que se rumorea ya ha ocurrido: dentro de las peticiones y condicionantes que puso Alonso al firmar por McLaren fue la de contar con los servicios de De la Rosa, que conoce, y muy bien, el simulador de McLaren.

Mercedes, una factoría con los sistemas de seguridad más potentes

El mundo virtual se ha introducido con un enorme peso en la Fórmula 1 porque, ante las limitaciones tanto legales como financieras a la hora de hacer pruebas en pista, los sistemas computarizados de análisis han cobrado un valor incalculable. De ello saben y mucho en Mercedes, el equipo vencedor del campeonato de constructores y pilotos este año que no tiene uno de estos sistemas sino tres, y es una de las áreas de su factoría que tiene los sistemas de seguridad más potentes.

Puertas con clave, edificación cercana de la garita de un vigilante de seguridad, carteles advirtiendo de la imposibilidad de entrar con teléfonos, cámaras u ordenadores que no sean del propio equipo… es sin duda una de sus joyas. Tan desarrollada está que cuando Lewis Hamilton pisó la pista de Montmeló en las pruebas de pretemporada pidió a sus técnicos que cambiasen el tono de gris del asfalto porque perdía ciertas referencias… los organizadores catalanes habían reasfaltado una zona del trazado y esto no estaba registrado en la memoria de su simulador.

A nadie escapa que De la Rosa, de 43 años, ya es algo mayor para un deporte en el que se empieza a cuestionar a pilotos que superan los 35. Pedro podría haber iniciado una carrera profesional hace tiempo en otras categorías como Le Mans o el Campeonato del Mundo de Resistencia como ya hiciera Marc Gené hace tiempo, pero tan atado está emocionalmente a la F1 que esto no parece entrar en sus planes a pesar de que le hubieran abierto las puertas de par en par por su evidente valía.

Sus salidas hacia Sauber o HRT, un inconveniente

El piloto no suelta prenda acerca de su futuro y todo apunta que podría volver a McLaren de la mano de su amigo, un equipo en el que estuvo ocho temporadas y cuyas entradas y salidas hacia Sauber o HRT con el afán de correr no sentaron bien a Ron Dennis, accionista y mandamás en Woking. Su valedor, y persona que autorizaba sus idas y venidas, el ex director despedido a finales de 2013 Martin Whitmarsh, era un enorme amigo personal del corredor, pero al no estar ya dentro de la estructura de la formación, que se le acepte es algo más complicado. En palabras del propio Pedro hace casi una década, cuando un piloto sale de un equipo “se marcha con todo lo que alberga su cabeza incluido”. 

En un reciente evento organizado por el Banco de Santander, patrocinador de Ferrari y de los pilotos de McLaren, dijo: “Lo siento pero no puedo hablar de este tema. No se lo que voy a hacer el año que viene”, lo que apunta a que algún tipo de negociación hay en marcha. En Ferrari han suplido sus servicios con las manos de Esteban Gutiérrez y Jean-Eric Vergne, pero a pesar de que son pilotos que han estado en activo este mismo año, nadie piensa que pudieran aportar la experiencia del catalán en el tema de los simuladores, de ahí que seguramente la Scuderia haya realizado alguna oferta de peso, infructuosa a tenor del anuncio de su salida.

De la Rosa liquida su contrato con el equipo transalpino con el final del año, así que es muy posible que los Reyes Magos le traigana Pedro un asiento, aunque sea de probador… en McLaren.

José M. Zapico
@VirutasF1