Menú Portada

El destino, aliado de Keylor Navas

Septiembre 21, 2015

En el inicio de temporada del Real Madrid sobresale, al margen de Cristiano, Keylor Navas. El costarricense se ha sobrepuesto a un incierto futuro que le tuvo más fuera que dentro del club blanco y ahora se ha convertido en uno de los ídolos de la afición, demostrando que el destino es caprichoso. No era el portero elegido para sustituir a Casillas, así lo ha dicho Florentino que ha reconocido que eligió a De Gea antes incluso de fichar a Navas, pero el caso es que su rendimiento le sitúa en el primer plano

keylor granada

Navas llegó a España al Albacete, de la mano de Conejo, compatriota suyo y mítico portero del club manchego en el inicio de los noventa. De ahí fue al Levante en un traspaso barato que no llegó al medio millón de euros y aguantó como suplente hasta que llegó su opción. La temporada previa al Mundial de Brasil jugó tan bien que ya se fue con su selección sabiendo que sería vendido. Dicen que hubo un montón de ofertas, entre ellas del Bayern Munich, pero Florentino llamó al presidente granota, a Quico Catalán, para pedirle que aguantara la decisión.

Imprescindible Keylor

Ya se hablaba entonces de una posible salida de Casillas, pero el que se marchó fue Diego López. Trabajaba ya el Madrid en la llegada de De Gea, pero terminó pagando diez millones de euros al Levante por Keylor Navas. El costarricense fue una de las estrellas de su selección en el Mundial y llegó al Madrid para competir con una leyenda. Jugó la Copa, hasta que se cruzó el Atlético y le quedaron solo los entrenamientos. Pero Navas no era el portero para esta temporada porque ya había un compromiso con De Gea y aunque públicamente nadie se lo había dicho, él sabía que si venía el español se tendría que ir.

El 31 de agosto de 2015, el día de cierre de mercado, no lo olvidará fácilmente porque durante un tiempo fue jugador del Manchester United. Keylor Navas iba a ganar más dinero, el doble que en el Madrid, pero perdía la opción de cumplir su sueño. El portero aguantó el tirón, firmó su contrato con el United tumbado en una camilla donde pasaba el reconocimiento médico y supo minutos más tarde que su futuro estaba en el Real Madrid. En poco tiempo se ha apuntado un récord de imbatibilidad y ha conectado con la grada, que ha entendido rápido que necesitaba apoyo. El destino se ha aliado con Keylor y de no estar ha pasado a ser imprescindible.

José Luis Corrochano