Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

El desprecio de la ministra Isabel Tejerina hacia el Medio Ambiente: nombra como secretaria de Estado a su Jefa de Gabinete, María García, licenciada en Filosofía

Enero 5, 2017
maria-garcia-rodriguez

El nombramiento de María García Rodríguez como nueva secretaria de Estado de Medio Ambiente por parte del Consejo de Ministros del PP que preside Mariano Rajoy, y a propuesta de la ministra Isabel García Tejerina, ha levantado todo tipo de repulsas y críticas entre los movimientos ecologistas y medio ambientales, dado el destacado cariz político del nombramiento y la escasa capacidad técnica de la elegida para temas de Medio Ambiente, una materia sobre de la que no tiene formación alguna.

María García ocupaba hasta la pasada semana el cargo de Jefa de Gabinete de la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, un papel que desempeñará a partir de ahora Begoña Nieto, hasta la fecha directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal de dicho Ministerio. Se da el caso que desde abril de 2014, María García ya prestaba labores de apoyo, asistencia y coordinación a la ministra dentro de su departamento, al igual que lo hiciera con el anterior ministro del PP, el hoy eurodiputado Miguel Arias Cañete.

Las voces críticas con este nombramiento alertan que María García, nacida en 1975, es licenciada en Filosofía, una materia muy alejada de los temas de Medio Ambiente y con escasa capacidad técnica para abordar temas tan cruciales durante este año de 2017 como la futura Ley de Cambio Climático, el gran Pacto Nacional del Agua, la ampliación de la Red de Parques Nacionales, implementar y adaptar la normativa del Plan Estatal Marco de Residuos (PEMAR), o aprobar un Plan Director de la Red de Áreas Marinas Protegidas de España, entre otras cosas.

También experta en periodismo

Además de su formación universitaria en Filosofía por la Universidad parisina de La Sorbona, otra de las materias donde se ha especializado a fondo Maria García es en el periodismo, una formación que poco tiene que ver con los aspectos técnicos de Medio Ambiente. Así, la nueva secretaria de Estado es Máster Executive MBA en Dirección de Empresas por Esade y Máster en Periodismo Profesional y Prensa de Calidad de ABC, como también es Máster en Filosofía por la Universidad de París IV-La Sorbona. “Muchos títulos, pero ninguno tiene que ver con una formación técnica específica sobre Medio Ambiente, por lo que todo apunta a un nombramiento político de una persona fiel al partido y a la ministra Tejerina, pero nada técnico que es lo que de verdad se necesita hoy en día para solucionar todos los graves problemas que tenemos, como la contaminación galopante”, afirman las voces críticas.

En la carrera política de esta joven filósofa también destaca el haber sido jefa de gabinete de la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid (2011) y directora de gestión de la empresa pública Aeropuertos de Madrid (2008-2011). Como también haber trabajado en comunicación dentro de la Consejería de Sanidad y Consumo y haber sido jefa del gabinete de Prensa del madrileño Hospital Universitario Puerta de Hierro. Como se observa, nada que ver con el Medio Ambiente.

Un nombramiento por fidelidad

Entre los poderes y competencias que ahora tendrá está licenciada en Filosofía, a su vez experta en periodismo, y fiel a las tesis de Arias Cañete y luego a Isabel Tejerina,  está la Dirección General del Agua, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, la Agencia Estatal de Meteorología y la Oficina Española de Cambio Climático.

María García ha sustituido en el cargo al frente de la secretaría de Estado de Medio Ambiente a Pablo Saavedra, nombrado en 2015 después de haber ejercido como director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.

Los movimientos ecologistas y medioambientales ya han criticado duramente este nombramiento y el desprecio que, según ellos, ha demostrado la ministra Isabel García Tejerina hacia el Medio Ambiente con esta decisión y falta de criterio hacia todas las trascendentales medidas que se deben tomar en 2017. “En vez de situar en el cargo a un reconocido técnico en la materia, ha designado a una persona que sólo es un cargo político fiel a sus tesis y sin formación alguna sobre el Medio Ambiente”, afirman.

Juan Luis Galiacho

 juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho