Menú Portada

El deseo de Cristiano

Septiembre 14, 2015
GRA182. BARCELONA, 12/09/2015.- El delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, celebra su cuarto gol durante el partido correspondiente a la tercera jornada de Liga, disputado frente al RCD Espanyol en el Power 8 Stadium de Cornellá-El Prat. EFE/Andreu Dalmau

Cristiano se destapó en la temporada con cinco goles. Es la segunda vez que lo hace desde que está en el club y con esos goles se convirtió en el máximo goleador en la Liga del Real Madrid. No es poca cosa. Si alguien no le quería incluir, los números sitúan al portugués en los libros de historia del club. Cristiano comparte estancia con Di Stéfano y Raúl y dejará el listón de goles en un lugar difícil de alcanzar. Su sueño dijo un día es ser recordado como el mejor del mundo y en eso está.

Cristiano no habla con la Prensa. Lo decidió después de que se aireara aquella fiesta de cumpleaños, la de Kevin Roldán, que está también en la larga historia de las cosas que rodean al Real Madrid. Los estados de ánimo de CR se interpretan por las fotos que cuelga en instagram y esas cosas. Y en un mundo en el que se consumen las noticias como si fuera comida rápida cada movimiento del astro se trata como si fuera el fin del mundo.

Marcar, incorporado de serie

Quien viera eso, el fin de un goleador por dos jornadas sin marcar y otros dos partidos con Portugal, es que le ha visto poco. No es que haga cinco goles todos los días, solo lo ha hecho dos veces, pero no es raro verle hacer tres y eso, lo de marcar, lo lleva incorporado de serie. No será fácil la temporada para el portugués porque no lo será para el Real Madrid, exigido por Messi, uno, y por el Barcelona, el otro. Y ya se sabe que dos años seguidos sin ganar son demasiados para Cristiano, el Madrid y Florentino.

El presidente dijo el otro día en la Cadena Cope que no se imagina un Madrid sin él. En realidad si se lo imagina, y además es su obligación imaginárselo, y para eso ha fichado a Bale y de repente se encontró con James, un jugador que ha entrado en el club como un guante. A estos goles que ha hecho Cristiano se unirán muchos más, como en las temporadas anteriores, pero lo que realmente le situaría a la altura de Di Stéfano sería hacerlos en las finales, que sus goles terminaran en títulos. Para eso él sabe que tiene que llegar bien al final de temporada y para eso no debe jugarlo todo, y ahí veremos si Benítez es capaz de convencerle. Cristiano sabe ahora que está cerca del número uno del club.