Menú Portada

El derbi gallego más extraño: La Federación Galega de fútbol anuncia un Depor-Celta en Uruguay y algunos jugadores se oponen

Mayo 4, 2016
depor-celta

Dicen que los defectos se contagian con rapidez. Esta máxima popular sin más base que la experiencia de nuestros mayores se confirma si hablamos de las Federaciones de fútbol de nuestro país. Normalmente nos chirrían esos encuentros amistosos del combinado nacional en países lejanos y ante rivales de corte muy inferior, incrustados todos ellos en fechas poco oportunas. Desde la Ciudad Deportiva de las Rozas nos lo venden como oportunidades únicas de extender la ‘marca España’. “Todos quieren jugar con una de las mejores selecciones del mundo”. Los futbolistas, centrados en los clubes -sus principales pagadores- buscan cualquier excusa para no asistir a esas ‘importantísimas’ citas. En muchas ocasiones, incluso, se apela al sentimiento. “Quien no quiere jugar con España es que no se siente español”. Camuflan un objetivo meramente económico con patriotismo.

Y ese ‘modus operandi’ se extiende ahora a las Federaciones territoriales. A los partidos de los combinados de Euskadi, Galicia o Catalunya típicos de navidad, se le suman  ahora más fechas en verano e incluso en pretemporada. Es el caso de la Federación Galega de Fútbol, que ha anunciado un extraño derbi entre Deportivo y Celta que se jugará en Uruguay antes de empezar el próximo curso. Y que conste que el que aquí suscribe siempre se ha mostrado muy comprensivo con las causas autonómicas, pero cuando un organismo público intenta lucrarse a costa del fútbol, la cosa cambia.

El argumentario utilizado en esta ocasión raya el surrealismo: “Vamos a llevar el derbi gallego más allá de las fronteras de Galicia. Es una oportunidad histórica que se desplacen a Latinoamérica, que jueguen en estadios míticos por Hispanoamérica”. Son las palabras del presidente de la Federación Galega de Fútbol, Rafael Louzán, que también ha deslizado que jugar este partido sería un detalle para los inmigrantes gallegos en esas tierras. ¿Se imaginan que la selección de Madrid fuera a jugar a Berlín o a Londres para contentar a los miles de madrileños que allí habitan? Y esto se puede extender a cualquier territorio de nuestra geografía y a casi cualquier lugar del planeta. No parece que tenga mucho sentido.

Hugo Mallo habla claro

En demasiadas ocasiones acusamos a los futbolistas de no mojarse, de soltar discursos vacíos, de hablar para no decir nada. Pues bien: Hugo Mallo se ha convertido en el adalid del sentido común, al afirmar a las claras que el derbi gallego en Latinoamérica le parece una “tontería”. El capitán del Celta (oriundo de Marín, Pontevedra), ha razonado -con tino- que viajar tan lejos para jugar un solo partido es “excesivo”.

Como suele ocurrir cuando algún futbolista rebasa la línea de los tópicos en su alocución, Mallo se ha encontrado con algunas voces críticas. No obstante, en las redes sociales son -somos- muchos los que han alabado su sensatez. El pontevedrés, de 24 años, lleva toda la vida jugando en el Celta y siempre se ha mostrado feliz de poder jugar con la selección galega y disponible para hacerlo con la nacional. Nadie puede poner en solfa el amor que tiene a su tierra.

Las Federaciones territoriales siguen el ejemplo de Villar

Ángel María Villar ha creado escuela. El presidente de la Federación Española de Fútbol hace y después ya pregunta. El oscurantismo que siempre ha rodeado a su figura se traslada ahora a otras Federaciones Territoriales. No olvidemos que la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) ha ido en los últimos tiempos de la mano de la Federación en su cruzada contra la Liga de Fútbol Profesional en una maniobra poco entendible (la venta centralizada de los derechos televisivos es, a todas luces, lo más justo para los pequeños). Ahora, otra Federación regresa a la paradoja de siempre: actúa sin consultar a los jugadores, verdaderos protagonistas de este espectáculo llamado fútbol.

Da la sensación de que si les preguntaran a los futbolistas asegurándoles el anonimato, la respuesta sería la misma: no jugar partidos inútiles en nombre de nadie, ni de España, ni de Galicia, ni de Navalcarnero.

Felipe de Luis Manero

@felipedeluis99