Menú Portada
José Manuel Martínez Cenzano fue alcalde de Cuenca durante varias Legislaturas

El Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, en apuros

Diciembre 1, 2008
pq_649_CENZANO.jpg

Dicen que no hay trabajo sin recompensa. Debe ser el caso de José Manuel Martínez Cenzano, durante muchos años alcalde socialista de Cuenca y en la actualidad Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha. Ha ocupado a lo largo de su dilatada carrera política casi todos los cargos públicos a los que se puede aspirar en una Comunidad Autónoma: al margen de la alcaldía (1991-1995 y 1999-2007), fue diputado por Cuenca y presidente de la Cámara autonómica. La derrota electoral a favor del PP en las últimas elecciones le llevó, por nombramiento de José Luis Barreda, presidente de la Comunidad Autónoma, a Defensor del Pueblo.
Pero como Martínez Cenzano tenga que defender los derechos de los castellano-manchegos como protegió los intereses de los ciudadanos de Cuenca van apañados. Doce años en una alcaldía dan para mucho y no, desgraciadamente, para mejorar la calidad de vida de sus vecinos. A partir de mañana informaremos pormenorizadamente de las andanzas económicas del socialista José Manuel Martínez y les podemos asegurar que nada tienen que envidiar a presuntos casos de corrupción como Guateque o Malaya.

Escándalos urbanísticos

Y es que hasta hace pocos meses el sector inmobiliario se había erigido en el eje principal de los “pelotazos”. A juzgar por el contenido de los documentos que obran en poder de extraconfidencial.com, el ex alcalde tendrá que rendir cuentas no sabemos si ante la Justicia o ante la Fiscalía Anticorrupción.
Lo que sí podemos afirmar desde estas páginas es que la organización del Ayuntamiento de Cuenca y los procedimientos aplicados en su gestión, mientras lo gobernó Martínez Cenzano, “evidenciaron importantes deficiencias y riesgos de control que afectaron de forma directa a la gestión económica-financiera del municipio”.
¿Quién defenderá ahora al Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha? Porque lo que quedará claro es que no supo defender los intereses de sus conciudadanos.