Menú Portada
A la información publicada sobre "Arriba, la web facha" del familiar del edil madrileño

El cuñado de Ruiz Gallardón, responde

Noviembre 25, 2008

“Si las palabras del alcalde en aquél acto no están en mi blog fue porque no las llevaba escritas y le aseguro que fueron magníficas, justas y nobles”

“Mi blog no es ningún secreto y menos del alcalde”, asegura

pq__galladorn-y-cuñado.jpg

Recientemente, este periódico publicaba una información relativa a la página web “Arriba” que edita el cuñado del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Hoy reproducimos íntegra la respuesta de Luis Felipe Utrera-Molina.
Sr. Director. Mi blog no es ningún secreto y menos del alcalde. Tengo un dominio registrado y la cabecera de Arriba fue subastada por el Ministerio de Cultura hace unos años siendo adquirida por un miembro de mi familia, por lo que el uso de la cabecera está también ajustado a la legalidad. El calificativo de facha le define más a ustedes que a mí, pues denota su intolerancia para quien piensa de modo diferente a la suya. También llama usted maricones a los homosexuales. Infórmese mejor antes de escribir pamplinas. Por cierto, si las palabras del alcalde en aquél acto no están en mi blog fue porque no las llevaba escritas y le aseguro que fueron magníficas, justas y nobles. Le espero cuando quiera en mi blog Arriba abierto a todos, incluso a los intolerantes y a los que padecen un déficit democrático. Luis Felipe Utrera-Molina”.

Nota de la dirección: Como bien usted dice, ahí está su blog abierto a la libertad de quien quiera leerlo. No nos consta, como denuncia, que llamemos desde estas páginas maricones a los homosexuales. Quizás se confunda de medio. Tan sólo recordar lo que usted escribió en su página web sobre el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, a quien, por cierto, profesa un gran cariño y respeto su cuñado Alberto Ruiz Gallardón: “Ya tienes, Baltasar, tu momento de gloria. Has vomitado por fin tu diarrea sobre los pobres mortales que pagan tu sueldo. No te importa ensuciar el noble oficio de hacer justicia, ciscarte en el Derecho, ni orinarte en las esquinas de la Historia“.