Menú Portada
Cesar Albiñana fue novio de la actriz durante el inicio de la década de los noventa

El cuñado de Mario Conde organiza todos los negocios de Ana García Obregón tras su marcha a Miami

Marzo 29, 2011
pq_926_César-Albiñana.JPG

La presentadora y actriz Ana García Obregón estuvo durante varias semanas, antes de su marcha definitiva a Miami (Estados Unidos), acudiendo casi a diario al conocido despacho de abogados CMS Albiñana & Suárez de Lezo, situado en la calle Génova de Madrid, al lado de la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y la sede nacional del Partido Popular. El socio director de este despacho es César Albiñana Cilveti, cuñado del ex banquero condenado Mario Conde. Un despacho al que se incorporó en 1995 tras el gran escándalo financiero de Banesto que acabó con Mario Conde, hoy tertuliano del Grupo Intereconomía de Julio Ariza,  en la cárcel y donde este abogado figuraba como alto cargo.

Albiñana está casado con Virginia Arroyo, hermana de Lourdes Arroyo, la esposa fallecida de Conde, y estuvo también unido sentimentalmente a Ana García Obregón a finales de los años ochenta y principios de los noventa. Fue un amor muy nombrado, ya que, por entonces, este abogado del Estado -al igual que Mario Conde-, era también un reconocido play-boy de la noche de Madrid. Este romance fructificó cuando Ana Obregón rompió con el jugador de baloncesto del Real Madrid, ya fallecido, Fernando Martín.

Un triángulo peligroso

La relación entre Albiñana y Mario Conde es tal que el primero llegó a ser miembro del Consejo de Administración de Banesto y secretario de la Corporación Industrial en la época de Conde. Gracias a éste, Albiñana también fue consejero de la empresa constructora Urbis, de Tudor y de Antena 3 TV cuando el banquero condenado controló esta cadena privada.

Como ya se ha indicado, Albiñana pertenece al Cuerpo de Abogados del Estado desde 1982, hallándose actualmente en situación de excedencia. Desde 1984 es miembro del Colegio de Abogados de Madrid y es licenciado en Derecho y en Ciencias Empresariales por la Universidad de Deusto (Bilbao), como también lo fue como Conde. Sus áreas de experiencia, según su currículo, se centran en “fusiones y adquisiciones, mercado de valores, societario y administrativo”.


De Conde a Ruiz Mateos

 

La amistad entre Ana García Obregón y su abogado personal es tal que Albiñana ha sido la persona que ha llevado durante los últimos tiempos todos los negocios de la presentadora desde el punto de vista jurídico, incluso la representación de sus empresas.

Por eso, ahora que la actriz quiere fijar su residencia definitiva en Estados Unidos,  César Albiñana ha sido la persona que ha puesto al día y en orden todos sus asuntos, entre ellos sus controvertidos negocios familiares.

No hay que olvidar que los padres de la presentadora han estado inmersos en graves problemas financieros y jurídicos, tras la quiebra de su constructora JOTSA, una de las empresas más beneficiadas por Jesús Gil y Gil, y que luego fue adquirida en su cartera de clientes por Nueva Rumasa, la empresa de la familia Ruiz Mateos que ha ido a la quiebra y que fue utilizada presuntamente de tapadera de oscuros negocios.

 

Juan Luis Galiacho