Menú Portada
Según los presupuestos de 2008, CRTVE le supone a cada español once euros anuales

El coste de las TV autonómicas: Canal Extremadura, 9 euros por habitante; IB3 Baleares, 66 euros

Mayo 24, 2009

Las arcas públicas sufragaron en subvenciones 1.738 millones de euros de los gastos de las televisiones públicas
Pese a la crisis, en los últimos meses se han abierto hasta cinco canales nuevos dependientes de las autonómicas


La reciente decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de prohibir la emisión de publicidad en Televisión Española y por lo tanto variar su sistema de financiación ha puesto encima de la mesa qué hacer con el resto de cadenas autonómicas. La presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid ya ha manifestado en numerosas ocasiones su intención de privatizar Telemadrid. Todas, sin excepción, arrojan perdidas millonarias. Un déficit que se acrecentará con la recesión económica y la consiguiente caída en los ingresos por publicidad.
En el cuadro que se adjunta pueden comprobar los presupuestos de todas ellas, incluida RTVE, el tanto por ciento de subvención que recibieron y el coste que le supone a cada ciudadano español dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que resida.
Según estos datos correspondientes a los resultados del pasado año, el Canal de Extremadura tan sólo le supuso a cada extremeño 9 euros, mientras que los residentes en las Islas Baleares pagaron cada uno 66 euros en 2008. Sorprendentemente, la segunda más barata es la Corporación pública Radio Televisión Española, 11 euros por cada español. Claro que en cada autonomía hay que sumarlos a lo que pagan por la suya propia.

Más canales

Y todo ello contrasta con la batalla por la supervivencia que afrontan las empresas de comunicación privadas con el derroche de los gobiernos autonómicos, dispuestos a aprovechar la situación del sector para incrementar su capacidad de influencia. Las administraciones regionales no escatiman medios en sus cadenas y se atreven a estrenar nuevas televisiones que añadir a la red existente, que ya le cuesta a las arcas públicas más de 1.700 millones anuales.
La Televisión de Galicia (TVG) estrenó su segunda cadena en febrero; Castilla-La Mancha Televisión (CMT) hizo lo propio en marzo; Televisión Valenciana (TVV) está en pruebas con un canal de noticias; y la radiotelevisión pública vasca (EiTB) va más allá y se atreve con dos nuevos canales: ETB-3, en antena desde el pasado mes de octubre, y ETB-4, cuyo estreno está previsto para este verano.