Menú Portada
LOS PRIVILEGIOS DEL SEPLA (II)
Situación de "excedencia especial"

El convenio de pilotos de Iberia permite prejubilarse a los 55 años con el 100% de la pensión que le hubiera correspondido recibir de la Seguridad Social

Enero 10, 2012

A los 60 años esta cantidad es cambiada por más de 4.300 euros al mes hasta la edad de jubilación

La cotización del trabajador por ambas partes continuará en los mismos términos que se viniese haciendo hasta el momento


Hoy Iberia  tiene previsto verse obligada a cancelar 106 vuelos como consecuencia de la segunda jornada de huelga de sus pilotos en este mes, tras haber anulado el lunes 109 vuelos en una convocatoria que afectará, según los cálculos de la compañía, a 23.000 clientes entre los dos días y lo que es peor, sigue sin haber acuerdo entre el sindicato de pilotos SEPLA y la empresa sobre la creación de Iberia Express, por lo que se presumen nuevas jornadas de huelga a la que se podría unir los Tripulantes de Cabina.

Y es que el jefe de la sección sindical de SEPLA en Iberia, Justo Peral, ha vuelto a reiterar la ilegalidad de la creación de la nueva filial, que supone la externalización “de casi la mitad de la flota de Iberia“. De lo que no habla es de la posición de privilegio que tienen actualmente los pilotos, muchos de ellos ganando incluso más que el presidente del Gobierno como informó en la edición de ayer extraconfidencial.com, y como ahora, que se limitan las prejubilaciones las camuflan bajo el nombre de excedencia especial.

Excedencia especial

Las excedencias son naturales en todos los trabajos, eso si, sin cobrar. Pero en Iberia, no, los pilotos de 55 años pueden acogerse a esta situación especial cobrando hasta los 60 años lo mismo que si se hubieran jubilado y de los 60 a los 65, unas cantidades que en el año 2009 suponían 4.323,14 euros y que se han revalorizado año tras año.

En concreto, hasta que cumpla los 60 años de edad, percibirá de la Compañía, en 14 mensualidades, una cantidad consistente en el 100% de la pensión que le hubiera correspondido recibir de la Seguridad Social si en ese momento tuviera ya cumplidos los 65 años. Dicha pensión se revisará o actualizará con la periodicidad y en la cuantía que, en base a los criterios y disposiciones legales, la Seguridad Social establezca para sus pensionistas.

A partir de los 60 años, el Piloto podrá suscribir un Convenio Especial con la Seguridad Social, cuya cotización será reintegrada mensualmente por la Compañía en la cuantía vigente en cada momento.

Además blinda la situación a su cónyuge, ya que en caso de fallecimiento del piloto con 60 o más años de edad acogido a la situación de Excedencia Especial las mensualidades descritas y con los mismos incrementos anuales, las seguirá percibiendo la viuda o viudo, y en su defecto, los hijos que dependan económicamente de él en el momento del fallecimiento. Es decir, que cobrarán esas cantidades durante el tiempo que medie entre la fecha del fallecimiento del Piloto y aquella en la que hubiera cumplido los 65 años. Tales cantidades se verán reducidas en la que perciban los mencionados beneficiarios de la Seguridad Social.

Pensión máxima y mucho más, pero todo parece insuficiente mientras los ciudadanos puedan ser usados como rehenes.