Menú Portada
INFORME DE FISCALIZACIÓN DEL TRIBUNAL DE CUENTAS DEL EJERCICIO 2003 DEL CSN (II)

El Consejo de Seguridad Nuclear discrimina a la Comunidad de Valencia con respecto a Cataluña

Noviembre 26, 2007

Al Gobierno de Francisco Camps se le financia el 70% del presupuesto para la ejecución del PVRAI mientras el Ejecutivo de José Montilla percibe el 100%
 
El alto Tribunal recomienda que “se deberían fijar los mismos precios para desarrollar el Plan de Vigilancia Radiológico Ambiental” en las dos Comunidades Autónomas


En nuestra edición ayer avanzábamos una de las conclusiones más llamativas del Informe de Fiscalización del Tribunal de Cuentas del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) respecto al ejercicio de 2003: el organismo no dispuso de equipos operativos para emergencias nucleares y radiológicas entre marzo y julio de 2005. No todo queda ahí como demostraremos en futuras ediciones. La política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de favorecer a Cataluña, “como sea” dicen algunos, se evidencia también en los acuerdos alcanzados por el CSN con distintas Comunidades Autónomas.

Zapatero renovó la decisión de Aznar

Como se sabe, el CSN tiene encomendada la ejecución del Plan de Vigilancia Radiológica Ambiental Independiente (PVRAI), de las centrales nucleares ubicadas en las Comunidades de Valencia y Cataluña. El 27 de noviembre de 1986, este organismo suscribió un acuerdo con la Comunidad que hoy regenta Francisco Camps en el que, entre otras, se encomendaba a esta la función del mencionado Plan en la central Nuclear de Cofrentes, estableciéndose que “el presupuesto anual se sufragará por ambas partes en la proporción de 70% el CSN y el restante 30% por la Generalidad Valenciana.”. Esta cláusula se mantuvo en la revisión del acuerdo de 28 de junio de 2005.
Por el contrario, el 22 de diciembre de 1998, el CSN suscribió con la Generalidad de Cataluña otro acuerdo, que sustituyó al alcanzado el 15 de junio de 1984, mediante el cual se encomendó a la Comunidad Autónoma, entre otros, el PVRAIN de las centrales nucleares de Ascó, Vandellós I y Vandellos II, “fijándose que el coste que dicha actividad suponga para el Gobierno catalán se sufragará íntegramente por el CSN”. En los documentos que se adjuntan, extraídos del Informe de Fiscalización, se pueden apreciar con claridad las diferencias dinerarias.

“Igualdaz” y “solidaridaz” entre Valencia y Cataluña

La conclusión del Tribunal presidido por Ubaldo Nieto de Alba es contundente: “Hay que señalar que no parece justificada la diferencia en la financiación del CSN a estas CC.AA. debido a que la función encomendada (vigilancia radiológica ambiental independiente en el entorno de las centrales nucleares) se ejecuta mediante procedimientos similares (realización de análisis para medir la radiación en un determinado número de muestras)”.
El TC va más allá en sus recomendaciones finales: “El Consejo de Seguridad Nuclear debería financiar a ambas Comunidades Autónomas con el mismo porcentaje de los costes en los que incurren éstas… Además, el CSN debería requerir a la Comunidad Autónoma de Cataluña el presupuesto desagregado en el que se establezca el precio de cada análisis”. Palabra del Tribunal de Cuentas. ¿Será que al margen de favoritismo se hacen trampas?