Menú Portada
Nuevo concurso por 720.000 euros y dos años de duración

El Consejo de Estado gasta 1.000 euros diarios en la limpieza de sus dependencias

Julio 9, 2012

Para acceder a su adjudicación tan sólo se exige una garantía provisional de 10.800 euros, que al pasar a ser definitiva, se elevaría al 5% del importe de adjudicación   

El organismo cuenta con un presupuesto anual de 10,4 millones de euros y los gastos de personal ascienden a 8,1 millones

Este año ya licitaron los gastos de seguridad privada por 474.576  euros y otros 687.000 en la sustitución de la carpintería exterior de su sede


De nuevo, entramos en otra semana decisiva, en este caso por el nuevo plan de ajuste que como ya se adelantado será “duro” y se conocerá  de “una sola vez”.  Y es que, salvo sorpresa de última hora, el próximo viernes 13 de mayo conoceremos un ajuste que algunos ya estiman que alcanzará 40.000 millones, y que llevará a nuevos recortes en todos los ministerios, despidos de trabajadores públicos, subidas de impuestos desde el IVA, el céntimo sanitario o incluso acabar con la desgravación de vivienda.

No sabemos, si entre estos ajustes estará el Consejo de Estado, el más alto órgano consultivo del Gobierno, pero de una más que dudosa utilidad. Presidido en la actualidad por José Manuel Romay Beccaria, senador y ex ministro de Sanidad y Consumo, nombrado por el gobierno que preside Mariano Rajoy. El Consejo de Estado existe desde el siglo XVI y fue obra del rey Carlos I. Entre sus funciones, emitir dictámenes -no vinculantes, salvo que la ley disponga lo contrario- dando su opinión sobre ciertos temas a petición del presidente del Gobierno, los ministros y los presidentes de las Comunidades Autónomas.

Consejeros vitalicios

En 2004, durante el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se produjo una reforma del Consejo que permitió, entre otras cosas, que los ex presidentes del Gobierno entraran a formar parte de este órgano con la categoría de consejero nato con carácter vitalicio. Adolfo Suárez, Calvo Sotelo y Felipe González renunciaron a ser miembros  del Consejo. José María Aznar llegó a ingresar en éste órgano consultivo, pero decidió dejarlo para dedicarse su labor de Consejero, en el grupo News Corporation, presidido por Rupert Murdoch. Rodríguez Zapatero no renunció a tan suculenta posibilidad y desde el 9 de febrero ejerce como consejero nato vitalicio del Consejo. Cobrará un sueldo de más de 71.000 euros anuales, además de percibir su pensión como ex jefe del Ejecutivo. Junto a él, eran designados el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, el JEMAD, Fernando García Sánchez, la abogada General del Estado, Marta Silva, y el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Benigno Pendás.

María Teresa Fernández de la Vega cumplirá en el mes de octubre dos años en el cargo. La ex vicepresidenta del Gobierno que acaba de perder la demanda interpuesta contra Esteban González Pons por vulneración del honor cuando criticó que se hubiera empadronado en Valencia para las elecciones generales de 2008, ejerce como consejera permanente, de carácter vitalicio, por lo que comparte el mismo sueldo que Rodríguez Zapatero.

Seguridad, cerramientos y ahora limpieza

En espera de conocer si también se ajusta sus importantes gastos, hasta ahora el presupuesto total de este órgano consultivo ascendía a 10,47 millones de euros,  con unos gastos de personal de a 8,1 millones de euros. Y es que en este año no han escatimado en gastos, como ya informó extraconfidencial.com, en marzo se licitó la seguridad privada de su sede por un valor de 474.576 euros, y tres meses más tarde la subsecretaría de Hacienda y Administraciones Públicas (Dirección General del Patrimonio del Estado), dependiente del ministerio que rige Cristóbal Montoro, adjudicaba un concurso para la sustitución de la carpintería exterior de la sede del Consejo de Estado, por un importe total: 687.495,25 euros.

Pues bien, mientras España se debate en instaurar unas medidas más que drásticas para intentar zafarnos de un rescate que se ve más cercano que nunca, el Consejo de Estado ha anunciado el concurso para la contratación del servicio de limpieza de sus dependencias,  y esta debe ser concienzuda si tenemos en cuenta su importe, 720.000 euros de valor estimado por dos años, o lo que es lo mismo, 1.000 euros diarios, blindados para la empresa que resulte ganadora. Este contrato que entraría en vigor a partir de febrero de 2013, establece una garantía provisional de 10.800 euros que al pasar a ser definitiva supone el 5% del importe de adjudicación.

Y es que en medio de la crisis, el Consejo de Estado está protegido, “climatizado” y por supuesto limpio.