Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

El Confidencial.com tiene problemas: victimismo sobre El País y burofax a Extraconfidencial.com para que dejemos de publicar

Marzo 17, 2017
confidencial

Hace unos días un medio señalaba que El Confidencial había exigido vía burofax a El Confidencial Digital que renunciase al título “confidencial” de su mancheta. Parece ser que los motivos que aduce el periódico que edita José AntonioTotoyoSánchez eran dos: la antigüedad de su propia marca, argumento extraño ya que tanto El Confidencial Digital como el portal de José Apezarena arrancaron su andadura en 2001 (y ECD registró su nombre en la Oficina Española de Patentes y Marcas cinco años antes que su posible demandante). Y que la similitud del nombre habría llevado a error algunas Agencias de Medios, que, supuestamente, habrían contratado campañas por error en el citado portal.

Curiosamente El Confidencial también se ha puesto en contacto con este periódico, Extraconfidencial.com, para exigir las mismas medidas aduciendo el tema de las Agencias de Medios, argumento que a priori parece débil por dos motivos: por un lado, pone en duda la profesionalidad de éstas y, por el otro, esconde que las Agencias contratan publicidad a través de Offpress S.L.U., compañía que edita Extraconfidencial.com desde el mes de abril de 2005, y de Titania Compañía Editorial, que pone en pie El Confidencial. Encuentren las cinco diferencias entre estos dos nombres: Offpress y Titania. ¿Por qué ahora tras 12 años de existencia?

Los motivos ocultos de los burofax

Como ya informó Extraconfidencial hace más de un año El Confidencial se encuentra en venta. Los cenáculos mediáticos señalan que Sánchez pretendía obtener 60 millones de euros por esta operación, pero la realidad del mercado le ha llevado a ofertar Titania por 35 millones.

Extraña esta actitud de El Confidencial, medio con el que prácticamente toda la profesión se solidarizó cuando El País le demandó exigiéndoles más de ocho millones de euros por competencia desleal. ¿La razón de Prisa?: Que los Papeles de Panamá salpicaron a la ex mujer de Juan Luis Cebrián y éste podría haber elevado un simple tema personal a una supuesta competencia desleal entre empresas periodísticas. Entonces, ¿por qué ahora El Confidencial opta por esta incomprensible actitud ante dos compañeros y rivales? Los que se solidarizaron con ellos debieran saber cómo actúan ellos cuando los focos se apagan.

José Antonio Sánchez, un “payaso”, “charlatán” e “ignorante” según Jesús Cacho, que lo define así: “Serás siempre el chico que traía los cafés en Diario 16”

En 2011 Jesús Cacho se veía forzado a dejar el medio que había llevado al éxito, El Confidencial. Pero el ex de El País y El Mundo no se calló y se estrenó en Voz Pópuli con un artículo en el que muestra las costuras de El Confidencial, Historia de una fechoría. En especial de las de su consejero delegado y editor, José AntonioTotoyoSánchez. Así explica Cacho el principio del fin: “En dicha carta, mal escrita como es norma de la casa, me ofrecía quedarme en El Confi comiendo de la sopa boba, con mi sueldo y demás emolumentos íntegros hasta el día del juicio final, si esa fuera mi voluntad, supongo que para acallar su mala conciencia y tal vez comprar mi silencio. Le dije que mi padre, un modesto agricultor de Tierra de Campos a quien él conoció, me enseñó desde pequeño a vivir como viven los hombres libres: de su trabajo y con la cabeza alta”.

Luces y sombras sobre “Totoyo”

Cacho sigue explicando la realidad de Titania: “Es una evidencia que El Confidencial, bajo mi dirección hasta marzo pasado, se ha convertido en un éxito periodístico incuestionable (…) No se puede decir lo mismo, sin embargo, de la sociedad editora, Titania, que sigue siendo un pigmeo desde el punto de vista empresarial, con una facturación que apenas supera los 4 millones de euros. Éxito periodístico y miseria empresarial conviven, pues, en El Confidencial, componiendo una muy llamativa diacronía (…) El responsable de la fechoría de que he sido objeto es Sánchez, un sujeto a quien yo salvé literalmente la vida en varias ocasiones a lo largo de más de 20 años. Sánchez y sus celos. En efecto, desde que el éxito periodístico del diario se hiciera evidente, mi presencia se había convertido en insoportable para la levedad del personaje: “¡Estoy hasta los cojones [siempre el mismo argumento] de oír hablar de El Confidencial de Cacho, como si yo no pintara nada en este proyecto…!”.

Y remata el asunto con dureza: “El bufón de Villalonga ha terminado convertido en un payaso. (…) Tú, Sánchez, eres mucho más joven (que yo). En realidad eres casi un niño que, aunque ya estás en la cincuentena, siempre serás el Totoyo, el chico que traía los cafés en Diario 16, un charlatán simpático que ni siquiera hizo Periodismo, necesitado siempre de una mano amiga para transitar la vida que te morirás siendo un ignorante. A todos los que te han ayudado, unos cuantos, has dejado en la estacada; a todos has traicionado, que en modo alguno se puede decir de ti aquello de que “de bien nacidos es ser agradecidos””.

La verdad sobre McCoy

Alberto Artero, más conocido como “McCoy”, ejerce en la actualidad como director general de Titania y Cacho también lo supo retratar de una manera muy cruda: “Artero, a quien le cumple a la perfección la definición que el diccionario de María Moliner otorga al término (“Hábil o astuto. Taimado. Se aplica al que causa daño a otros con engaño o hipocresía”), se reveló como un intrigante que pronto descubrió la potencialidad a futuro de un medio de comunicación como el Confi (…) Sus columnas diarias son el resultado de un rastreo de horas por la prensa económica internacional a través de Internet y en un posterior “corta y pega” de los textos/ideas seleccionadas, procedimiento del que suele salir un refrito en general farragoso, porque los dioses tampoco le han llamado por la senda de la prosa fina. No es periodista, pero tampoco gestor. Y bien, ¿cómo justificar entonces la pasta que gana en el Confi? Mi argumento fue siempre el mismo: con ese dinero era posible fichar a 3/4 periodistas de prestigio, capaces de aliviar la presión sobre la plantilla y mejorar la calidad del producto. La respuesta del inefable presidente y consejero delegado de Titania fue siempre la misma: “este tío no se va de aquí por mis cojones””.

Los otros líos de El Confidencial

No quedó muy bien parado el citado medio cuando el Inspector Rubén López declaró ante un Juez que el controvertido Comisario José Manuel Villarejo “controla” El Confidencial a través de la empresa Hábitat, que -tal y como señaló la revista Mongolia en su número de septiembre-, “no consta oficialmente en el accionariado”. Tampoco salió bien parado este medio cuando Eduardo Inda les acusó de haber “lavado la imagen” de Javier López Madrid en el caso del presunto apuñalamiento de la doctora Pinto. Y no se han despejado las sombras que persiguen algunas informaciones negativas en su sección económica firmadas por Agustín Marco sobre empresas que casualmente “no le bailan el agua”.