Menú Portada

El confesor

Octubre 12, 2014

A cada santo le llega su día y ya que hoy es San Eduardo, debo confesarles que esta semana me ofrece muchas dudas en lo meteorológico.  Si los primeros días de octubre fueron playeros en el atlántico y con diluvio por las calles de levante y mediterráneo, la semana pasada cambiaron las tornas y fue por el este y Baleares, donde no salieron de la playa y “casi nos ahogamos” los que vivimos en la parte más occidental y centro peninsular.

Si nos atenemos al refranero: “en octubre, agua del diez al veinte, para todos es conveniente”, ya les anuncio que vamos a sustituir las bicicletas por piraguas para desplazarnos. Comenzamos la semana bajo el azote de la última borrasca, que dejará desde primeras horas lluvias moderadas en tres puntos, el Guadalquivir e interior de Andalucía, extremo norte, cantábrico oriental y en las Baleares. Pero la gran preocupación para este lunes, 13 de octubre, es que se está  formando, otra enorme Borrasca en Islandia, que viene acompañada de fuerte viento y que va a dar grandes momentos a los largo de los próximos días.

Para ir abriendo boca a últimas horas de esta tarde, lloverá con mucha intensidad en el noroeste de Galicia, Pontevedra, oeste de  Castilla-León y Extremadura, sin olvidarnos del sistema frontal. Y de nuevo cuanto más al este de la península y especialmente el sureste, levante, estarán a salvo de las lluvias, que por otro lado tanto necesitan.  Las islas más afortunadas las Canarias no se libran tampoco de este tiempo revuelto. Algunas tormentas y chubascos dispersos en el noreste de Tenerife y Gran Canarias, tiempo más estable y soleado al sur de las islas. Al menos en cuanto a las temperaturas tendremos pocos cambios, que van bajando de los 8 de mínima en la meseta norte, pero donde continúan con la manga corta es en el mediterráneo con Torrevieja, Alicante, quien ganara un apartamento, en unos envidiables, 28 grados.

“Agua de octubre, las mejores frutas pudre.”