Menú Portada
El mismo año en el que el Gobierno aprobaba la Ley antitabaco

El Comisionado para el Mercado de Tabacos ganó en 2010 un 21,78% más que en el ejercicio anterior

Septiembre 21, 2011

Sus beneficios crecieron 3,3 millones hasta los 17,85 millones de euros

Cerró 2010 con más de 85,7 millones de euros en Tesorería

Tiene bienes inmuebles valorados en 16,12 millones de euros, 2.680 millones de las antiguas pesetas


“El mejor destinos es el de supervisor de nubes acostado en una hamaca y mirando el cielo”. Esta frase de Ramón Gómez de la Serna la pronunció la semana pasada el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quizá ese sea su destino, si su conciencia se lo permite, aunque lo que es seguro es que no “supervisará nubes” fumando por su condición de no fumador y la cruzada que ha liderado en los últimos años. Una cruzada eso sí, con la doble moral que se acostumbra, prohibiendo pero recaudando cada vez más como se comprueba en los datos económicos del pasado ejercicio del Comisionado para el Mercado de Tabacos.

Este Comisionado por ejemplo velará de la última polémica decisión, la venta de tabaco en todas las tiendas de conveniencia a través de máquinas expendedoras, ya que todas las tiendas  deben incluir la máquina expendedora en el listado del Comisionado, así como el nombre del estanco de su zona del que se va a surtir

Creado para cobrar

El Comisionado es un Organismo autónomo de la Administración General del Estado adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Subsecretaría que ejerce competencias “de carácter regulador y de vigilancia para salvaguardar los criterios de neutralidad y las condiciones de libre competencia efectiva en el mercado de tabacos en todo el territorio nacional”. Es decir, como una comisión de competencia exclusiva para el tabaco, que entre otras cosas decomisa partidas y comprueba que no se baje el precio estipulado, no sea que se recaude menos por el impuesto especial que grava este producto.

Por ello, su principal vía de ingreso es tributaria, a través de tasas por los servicios que presta, que pasaron de 17,23 millones en 2009 a 19,17 millones en 2010. Es decir que mientras se lanzan campañas en contra, el Estado sólo por esta tasa (que no es el impuesto sobre el tabaco) ganó dos millones más. El resultado es que sus beneficios crecieron 3,3 millones en un solo ejercicio hasta los 17,85 millones de euros.

Estas ganancias se consiguieron a pesar de que los gastos se incrementaron en un 15%, por 232.000 euros de créditos incobrables y gastos extraordinarios por 298.581 euros, seis veces más que un año antes.

Un balance más que saneado

Para su fin, tiene bienes inmuebles valorados en 16,12 millones de euros, o lo que es lo mismo más de 2.680 millones de pesetas.  Pero aun siendo una partida importante no es la que más destaca, lo es, el dinero en efectivo.

Así, en plena política de recortes, el Comisionado para el Mercado de Tabacos, cerró el 2010 con 85,75 millones de euros en tesorería, tenían más de 17 millones de dinero en bancos que el año anterior cuando cerró en 68,4 millones.

Mientras en su pasivo, el patrimonio recibido por este organismo por la Administración se eleva a 70,6 millones de euros.

Ya saben, el tabaco malo para la salud, pero bueno para recaudar.