Menú Portada

El clan Matamoros, todo por la pasta: Mila Ximénez estalla contra el fichaje de Makoke y apunto está de revelar el pasado más oscuro y mejor guardado de Kiko

Octubre 28, 2015
salvame makoke

El plató de Sálvame estalló el lunes tarde tras desvelarse que Kiko Matamoros había decidido dejar unos días el programa para pasar por enésima vez por el quirófano para realizarse un operación de cirugía estética. Su novia, Makoke, que entró como un elefante en una cacharrería anunciando que la única condición que había impuesto era que no se hablase sobre su vida personal. Sus nuevos compañeros, lejos de recibirla con los brazos abiertos, mostraron su enfado en directo. La más explícita fue Mila Ximénez, que abandonó el programa con razones de peso: “¡Qué poca vergüenza tienen los dos! No quiere que hablemos de sus temas y luego va y se sienta en el plató. Pues mi familia no viene a sustituirme cuando yo no estoy”. La cara de Kiko Hernández lo decía todo.

Pero en la emisión de ayer a punto estuvo de estallar la bomba. Makoke ocupaba la silla de Kiko Matamoros y Mila Ximénez, indignada, crecida imparable, entre otras muchas cosas le espetó: “Juegas con ventaja. Sabes que no puedo contarlo. Lo que a ti te paso… Menuda mierda de vida lleváis”. Este periódico publicaba el 27 de mayo de 2014 el silencio inexplicable de todos los compañeros de plató sobre el pasado más oscuro de K. Matamoros y que tiene una fecha clave: 17 de Enero de 2010. Sobre todo las mujeres, empezando por Raquel Bollo y siguiendo por Milá Ximénez, Lydia Lozano Gemma López, Belén Esteban, Terelu Campos y la presentadora Paz Padilla. Pero son ellas las que deberían, como mujeres que son, las que tendrían que contarlo. ¿Por qué no lo hacen? Bueno, sino lo revela la afectada… Makoke, flaco favor haces a las mujeres.

Las contradicciones de Kiko Matamoros al descubierto 

Cuando Mediaset decidió resucitar el polígrafo, formato que popularizó Julián Lago en la década de los noventa, hubo una estrella de Sálvame que se empeñó en mostrar las dudas y contradicciones que ofrecía una prueba tan puesta en duda. Fue Kiko Matamoros, que finalmente ha sido el colaborador que más ha rentabilizado la máquina de la verdad que tutela la célebre Conchita. Esta es una de sus muchas contradicciones.

El señor Matamoros, que rentabiliza como nadie sus guerras familiares, sus peleas con su actual mujer y sus enfermedades, vive muy bien gracias a Sálvame, su filón para seguir viviendo por encima de sus posibilidades. Debiera recordar que cuando Telecinco canceló hace unos años A tu lado, él se quedó en el paro y aparecía de vez en cuando en Antena 3 para vender sus miserias; que si estaba arruinado por unas malas inversiones en el mundo del boxeo, etc. Ya saben, solo el hombre tropieza dos veces con la misma piedra.

Forges contra Gym Tony 

Mediaset ha encontrado en Cuatro un espacio que no compite de tú a tú contra Pablo Motos y Wyoming al comienzo de la noche, pero al menos consigue unas audiencias aceptables: Gym Tony. La serie de sketches tiene mejores audiencias que críticas. No hay más que ver el coloquio de la Muestra Internacional de las Artes del Humor que se celebró la semana pasada. Ahí estaba el mítico Forges, estrella de El País, que se quejó del griterío de algunas series españolas y se preguntó sobre Gym Tony“¿De verdad creéis que eso es una serie?”. 

La radio digital a la espera

Ni el PP, ni el PSOE, ni Ciudadanos ni Podemos han desvelado cual son sus verdaderas intenciones con los medios de comunicación para la próxima Legislatura. Lo más saludable sería que los partidos políticos dejasen de utilizar su situación de poder para controlar a los medios mediante publicidad institucional y licencias de televisión y radio. La radio sobre todo tiene una solución muy fácil y que funciona en toda Europa: la radio digital, que evitaría la sumisión de las cadenas de emisoras ante los diferentes presidentes autonómicos, que son los que reparten el gazpacho. Pero claro, a ver quién se lo dice a la Ser, Cope y Onda Cero, las grandes beneficiadas por la actual situación.

Jorge Higueras