Menú Portada
Su actual mujer, Rosario Iglesias Villar, fue contratada en el PP como secretaria personal de Jorge Verstrynge por recomendación de su antecesor en el cargo y maestro, Ángel Sanchís

El círculo más íntimo y desconocido en el que se refugia hoy Luis Bárcenas

Febrero 8, 2013

800×600

Entre sus más fieles amigos está el eurodiputado del PP Gerardo Galeote y el empresario madrileño Javier Sánchez Lázaro, cuya familia ostenta el Asador El Frontón y el Grupo Negocios

Su mayor valedor en el PP fue su ex secretario general, Francisco Álvarez Cascos, cuya mediación fue vital para situarlo como senador por Cantabria

Hoy son ya pocos los amigos de verdad que le quedan al ex tesorero del PP, una persona cartesiana y previsora. Que guarda todo. Vivo y capaz de todo. Muy amigo de sus pocos amigos

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


Hoy, Luis Bárcenas Gutiérrez tiene pocos amigos en las filas del PP. Casi todos le consideran un traidor. Dicen que nadie en el seno del partido conservador conocía de primera mano la existencia de esas cuentas millonarias de su ex tesorero en Suiza y de la presunta contabilidad B que manejaba. Pero todavía le queda algún fiel aliado dentro del partido liderado por Mariano Rajoy, como el ex europarlamentario popular Gerardo Galeote Quecedo, también salpicado por el caso Gürtel (el juez Garzón cifró en 652.310 euros el dinero que Galeote podría haber recibido de las empresas de las que era propietario Francisco Correa).

Con Galeote, Bárcenas siempre ha mantenido una estrecha amistad. Dicen en el partido que Galeote era quien le asesoraba en temas internacionales, dado su extenso cargo de diputado en el Parlamento Europeo por el Partido Popular entre 1994 y 2009, la época de mayor esplendor de Bárcenas y en la que presuntamente amasó toda su gran fortuna. Galeote, licenciado en Derecho y vocal de la Fundación FAES, fue elegido en el año 2004 presidente del Comité para el Desarrollo Regional de la UE. Su implicación en el caso Gürtel -donde también se encuentran presuntamente implicados su padre José Galeote, su hermano Ricardo Galeote y su mujer, Lourdes Semprún-, supuso su exclusión de las listas populares en el 2009.

Antecedentes de escándalo

Ya en febrero de 2003, Galeote se vio salpicado por el escándalo en la denominada  Asociación de Estudios Europeos de la que era presidente, al abrir una cuenta en Luxemburgo, donde 26 eurodiputados del Grupo Popular Europeo aportaban mensualmente un total de unos 80.000 euros, un dinero procedente de una asignación mensual del Parlamento Europeo para la contratación de asistentes. Aunque Galeote aseguró en su día que no existía irregularidad alguna, si que afirmó que “un pequeño remante” de los ingresos no iba destinado a esos fines concretos, sino que iban a parar a las arcas del partido, lo que estaba expresamente prohibido por la Eurocámara. Según publicó el diario El Mundo,años mas tarde, Mariano Rajoy decidió rehabilitarle e incluirle en el reducido equipo de cinco personas que fiscalizó la Presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010.

Hoy en día, Galeote sigue siendo uno de los fieles a Bárcenas, tanto que hace unos días estuvo con él en Baqueira Beret animándole en cómo plantear su batalla mediática, según fuentes de toda solvencia consultadas por Extraconfidencial.com.  La reunión tuvo lugar en casa de un amigo común, y según estas mismas fuentes de toda solvencia, también acudió el ex diputado popular por Castellón Juan Costa Climent, que fueraministro de Ciencia y Tecnología entre 2003 y 2004 durante el segundo mandato presidencial de José María Aznar. Hay que recordar que en el congreso del PP que se celebró en Valencia en junio de 2008 se barajó como un posible rival de Mariano Rajoy a la presidencia del partido, hecho que finalmente no se materializó. Se da también la coincidencia que Juan Costa es hermano de Ricardo Costa, el político valenciano también implicado en el caso Gürtel. Ricardo Costa fue secretario general del PP en la Comunidad Valenciana y portavoz del PP en las Cortes Valencianas sustituyendo al que luego fuera portavoz del PP, Esteban González Pons.

Baqueira Beret, su refugio más íntimo

No es la primera vez que Galeote y Bárcenas se reúnen en el paraíso pirenaico y en plena crisis personal. Ya en el puente de diciembre de 2009, con la trama de corrupción Gürtel en plena ebullición, y ya destapada, Luis Bárcenas no tuvo ningún reparo en reunirse con Galeote a cenar con sus respectivas esposas en Baqueira Beret. Aquí, en esta elitista zona pirenaica, Bárcenas posee un chalé valorado en un millón de euros y que el ex tesorero del PP acabó pagando al contado y con cheques de 300.000 euros.

Fue en el año 2006 cuando intentó realizar allí su primera gran operación inmobiliaria. Para ello adquirió la sociedad Astrolago de Inversiones S.L., que ya existía y que fue absorbida por Bárcenas mediante participaciones. Dicen en Baqueira que tiene intereses inmobiliarios en otra gran promoción. Y allí también ha coincidido en sus vacaciones con Jesús Sepúlveda, otro gran amigo suyo de los tiempos que Sepúlveda, casado por entonces con la actual ministra de Sanidad Ana Mato, era miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular y Secretario Nacional del Área Electoral, la persona que organizaba los actos y conclaves del partido. Muchos de ellos con Special Events, la empresa de Francisco Correa. Con Sepúlveda todavía mantiene una buena relación, no tan estrecha como hace unos años, pero buena, afirman fuentes de su entorno. Hay que recordar sus buenos veranos en Marbella, con sus familias.

El apadrinado de Álvarez Cascos

En la Costa del Sol, Bárcenas dispone de un apartamento de 186 metros cuadrados en la urbanización de Guadalmina, con su correspondiente trastero y plaza de garaje, comprado en el año 2002 con un valor de mercado también cercano al millón de euros. En esta ciudad costera, gobernada en su día por Jesús Gil, es donde hasta hace escasos meses veraneaba con el ex alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Jesús Sepúlveda, también salpicado por el caso Gürtel, con el que compartía playa y barco. Antes incluso lo hacía con la hoy ministra de Sanidad, Ana Mato, primera mujer de Sepúlveda y luego con la segunda pareja de éste, Natalia Bosch Baeza, hija de la cantante Elsa Baeza. Allí, en la Costa del Sol,  las parejas coincidían también con su gran amigo Francisco Correa, casado por entonces con María del Carmen Rodríguez Quijano, con grandes  intereses en la zona malagueña a través de la empresa familiar inmobiliaria Construcciones Valle Sión, con la que llegaron a adquirir el rotativo Diario Málaga Costa del Sol. Correa solía sacar a pasear en su yate anclado en el elitista Puerto Banus a sus ilustres invitados del PP.

Pero fue Francisco Álvarez Cascos, su gran valedor desde los años noventa en el PP, dado su cargo de secretario general. Fue Cascos, con el que siempre se ha llevado muy bien, quien le presentó en su día a Francisco Correa, el cabecilla de la banda de los Gürtel, que era a su vez gran amigo del ex ministro de Fomento con Aznar ya que le preparaba sus viajes personales a través de sus empresas FCS y Pasadena Viajes. Así, poco a poco, “L. Bárcenas”, “L. Barc” o “L. B.” –también llamado por los Gürtel como Luis el cabrón, cuando por orden de Rajoy le quitaron los contratos-, fue haciendo amistad con todo el clan Correa; por ejemplo, con Álvaro Pérez, alias “el Bigotes”, que se encargaba de la organización de los cónclaves de los jóvenes cachorros populares en Becerril de la Sierra, con el yerno de Aznar, Alejandro Agag, a la cabeza. Fue en el año 2004 cuando Lapuerta y Bárcenas, por indicación expresa de Mariano Rajoy, cortaron el grifo al grupo de Correa al detectar Rajoy que exigía contratos en nombre de la tesorería del PP.  Entonces Correa se refugió en la Comunidad de Madrid, con el ex viceconsejero de Presidencia Alberto López Viejo, y después en Valencia, con Francisco Camps, “el amigo del alma”.

Su mujer, su gran amparo, estuvo a las órdenes de Verstrynge

Pero entre el todavía grupo de fieles amigos de Bárcenas se encuentran los que fueron su grandes valedores en su día cuando allá por los años ochenta entró en el PP como administrativo. Nos referimos a Luis Fraga Egusquiaguirre, un bilbaíno, soltero, dos años más joven que él y sobrino de Manuel Fraga Iribarne, acoplado durante más de dos décadas por el aparato del PP como “senador cunero” en Castilla-La Mancha, primero por Guadalajara y luego por Cuenca. Con él compartía la pasión por la política, el alpinismo y el esquí, modalidades que comenzaron a practicar desde muy jóvenes, allá por los años setenta. Esta amistad fue además incrementada por el entonces tesorero del PP Ángel Sanchís, su gran valedor y amigo ahora. Según las investigaciones policiales, Sanchís le pudo ayudo a supuestamente evadir parte del dinero de Suiza y expandirlo por distintos paraísos fiscales. Dicen que de Sanchís aprendió todo.

Fue precisamente Sanchís quien le colocó en el Partido Popular, antes AP, a la que luego se convirtió en su segunda mujer, Rosario Iglesias Villar. Una chica que llegó al partido gracias a la amistad de su familia de León con el entonces tesorero popular. Había que buscarle un hueco y se la puso como secretaria personal de Jorge Verstrynge, ex diputado nacional y por entonces secretario general de Alianza Popular entre 1979 y 1986. A Verstrynge le llamó Sanchís y le dijo: “Mira Jorge hay que colocar a esta chica y como tu tienes un hueco pues la ponemos contigo”. Rosario empezó a trabajar con Verstrynge, pero a las órdenes de la entonces jefa de secretaría, una uruguaya llamada Magda Sureda. Muy pronto la belleza de esta chica, la más joven de todas las que había en el partido, cautivó a Bárcenas, quien no dudó en romper su primer matrimonio fruto de un amor de juventud y con el que tuvo un hijo, hoy residente fuera de España y del que poco se sabe y que mantiene una relación no muy estrecha con su padre.

El empresario Sánchez Lázaro, su otro gran amigo

Bárcenas consiguió pronto su divorcio y se casó con Rosario Iglesias, a la que pronto apartó de sus trabajos administrativos en el PP. “Mira Jorge me la llevo, estoy enrollado con ella”, le dijo solo seis meses después de entrar a trabajar ella en el PP, antes AP. Poco a poco Rosario se convirtió en la gran tapada del emporio Bárcenas. La introdujo supuestamente en el mundo de las antigüedades, donde se dice que mantienen relación con la actual compañera de Francisco Álvarez Cascos, la galerista María Porto. Lo más significativo es que Rosario Iglesias figura en el sumario de los Gürtel como una de las mayores aportadoras de fondos y patrimonio del clan Bárcenas, y según las investigaciones de Extraconfidencial.com no consta que tenga, según el Registro Mercantil, ninguna empresa a su nombre o figure como consejera de alguna mercantil. Con ella, Luis tiene un hijo, Guillermo, de unos veinte años. El matrimonio reside en el madrileño Barrio de Salamanca, en la calle Príncipe de Vergara, en un piso de más de 200 metros cuadrados casi esquina con la calle Goya.

Fuera del ámbito político, Luis Bárcenas tiene un gran amigo: el empresario madrileño Javier Sánchez Lázaro, con el que se le puede ver muy a menudo despachando por el citado barrio de Salamanca y comiendo en los mejores restaurantes. Javier Sánchez Lázaro es un conocido auditor, empresario inmobiliario y tercero de un grupo de hermanos muy influyentes en la Comunidad de Madrid, con ganaderías, restaurantes (como El Asador Frontón), y un grupo periodístico, el Grupo Negocios. Javier Sánchez Lázaro es el hermano de los dueños de la empresa de fotocopias (Juan Carlos y Fernando), por la que cotizaba a la Seguridad Social el ex secretario general del PP en Madrid, Ricardo Romero de Tejada. También en el año 2003, Javier Sánchez Lázaro, el gran amigo de Bárcenas, fue imputado por el Juzgado de Instrucción número 34 de Madrid, por el vaciamiento patrimonial de Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV), investigada por estafa inmobiliaria en los PAU (Polígono de Actuación Urbanística) de Las Tablas, Montecarmelo y Sanchinarro, en Madrid.

Hoy son ya pocos los amigos de verdad que le quedan al ex tesorero del PP, una persona cartesiana y previsora. Que guarda todo. Vivo y capaz de todo. Muy amigo de sus pocos amigos. Dicen que era una persona con mucho carácter en su etapa el PP, donde ha sido un Dios. Un partido donde ha repartido dinero y sobres a derecha e izquierda, según él mismo ha declarado. Un personaje que no tiene miedo al vacío, ni al precipicio, como gran escalador y jugador de Bolsa que es.

Juan Luis Galiacho